ZIORTZA UGARTE, CLÍNICA DENTAL

LA PEPA TABERNA FRUTAL

¡Qué importante es tener una boca saludable!… con dientes sanos. Y qué poca importancia le damos a veces; no somos conscientes de que un diente deteriorado puede ocasionar un desequilibrio que puede ir dañando otras estructuras, no solo de la propia boca, sino también de otras partes de nuestro organismo.

Afortunadamente, la odontología ha evolucionado a pasos agigantados, y actualmente hay muchos tratamientos que pueden ayudarnos a tener dientes sanos que conformen una bonita sonrisa. No como antes… cuando los temidos sacamuelas extraían un diente a la mínima de cambio… ¿Sabéis por qué el presidente estadounidense George Washington jamás sonreía? No era por su agrio carácter, sino porque su boca le avergonzaba; y es que cuando fue proclamado presidente solo le quedaba un diente natural… por aquella época ¡¡no existía la implantología!!

Hoy vamos a conocer a una profesional que conoce este campo a la perfección; ella es Ziortza Ugarte, especialista en periodoncia, implantología y estética dental. Esta simpática mujer también se crio en tierras lejanas, ya que nació en Venezuela, concretamente en Isla Margarita, y desde muy joven tuvo claro que se dedicaría a una profesión relacionada con el área de la salud.

Hace dos años, Ziortza abrió las puertas de la Clínica Odontológica Ziortza Ugarte, ubicada en Paseo de Colón, 23. Y desde hace dos años dedica a esta clínica toda su pasión y “saber hacer”, labrándose una trayectoria que le está abriendo un gran hueco entre los grandes profesionales de la odontología donostiarra.

Colaboradores: La Pepa Taberna Frutal

Entrevista: Gemma Garbizu
Fotografía: Marian Etxebeste
Coordinación: Laura Manjarrés
Edición y postproducción: Filtro Creativo

Dime Ziortza, ¿cómo terminaste ejerciendo en San Sebastián habiendo nacido en Venezuela?

Toda mi familia es vasca, incluidos mis padres que emigraron a Venezuela; yo nací en La Isla de Margarita y viví allí hasta los catorce años. Mis padres siempre tuvieron idea de volver, así que cuando iba a comenzar el instituto decidieron que era el momento. Sin embargo, nos fuimos a vivir a Logroño, cerca de la familia y quizás más asequible para nuestros comienzos.

¿Siempre quisiste ser odontólogo?

Desde que tenía cuatro años quería ser médico cirujano, pero era una carrera muy larga, suponía demasiado gasto para mis padres, y como también me atraía mucho la odontología finalmente opté por esta especialidad. Estudié la carrera en Valencia, pero yo me quería especializar en el área de cirugía y por ello completé mis estudios con la especialización en periodoncia e implantología en Bilbao, donde hice un master de tres años.

¿Nunca te arrepentiste de no haber sido médico?

En absoluto, mi profesión me encanta y la carrera me enganchó desde el principio. Tras realizar la especialidad abrí una clínica dental en Oyón, un pueblo de Alaba; fueron grandes años de mi vida y este pueblo siempre me trató fenomenal. En todos estos años he constatado que se trata de una profesión muy bonita y satisfactoria en la que hay muchísimas cosas que hacer.

¿Por qué elegiste Oyón?

Este pueblo está a cinco kilómetros de Logroño y no había dentistas en esa localidad, así que me pareció una buena opción. Estuve allí ocho años, pero yo tenía idea de venirme más hacia Gipuzkoa. Tuve la oportunidad de vender mi clínica, a pesar de la pena que me daba, y de esta forma pude trasladarme a Donosti, que siempre fue como la ciudad de mis sueños y de la que tanto oí hablar cuando era pequeña.

¿Querías venir a vivir al País Vasco?

La verdad es que sí, mi padre es de Bergara y mi madre de Durango. De niña solía venir muy a menudo a San Sebastián; venía todos los veranos y es una ciudad que siempre me ha encantado.

¿Cuánto tiempo lleváis con esta clínica?

En octubre cumplimos dos años. Somos una clínica en pleno crecimiento en la que volcamos grandes dosis de esfuerzo e ilusión para que el paciente esté lo más cómodo posible en nuestras manos. Realizamos continuas mejoras a nivel tecnológico y, ahora que ya llevamos un tiempo, tenemos muchos pacientes que nos recomiendan; eso es algo que reconforta mucho. Hay mucha competencia, y no digamos en el barrio de gros donde estamos ubicados, pero poco a poco nos vamos abriendo camino y estamos muy contentos.

¿Cuál es tu especialidad, Ziortza?

Sobre todo estoy especializada en periodoncia, implantología y estética dental. Para ello, tras la carrera de odontología, me especialicé en estas áreas a lo largo de otros tres años.

Hablando de periodoncia… la periodontitis, que coloquialmente conocemos como piorrea, ¿es una enfermedad muy común?

A partir de los cincuenta y cinco años afecta a un porcentaje muy alto de la población; por eso es muy importante cuidarse la boca acudiendo al dentista regularmente.

¿Cuál es la principal causa de la enfermedad periodontal?

La causa principal suele ser una higiene incorrecta, la cual provoca que se acumulen bacterias y se inflame la encía. El hecho de que la encía sangre con el cepillado es una señal de alerta de que existe este problema, pero como no es algo que duele, mucha gente no le da importancia y cuando acude al dentista puede ser ya tarde; la prevención es tan esencial…

Y supongo que este hecho puede tener consecuencias muy graves…

A veces puede tratarse solo de una gingivitis, que es una enfermedad que únicamente afecta a las encías y se puede solucionar con una limpieza dental. Sin embargo, puede que el problema sea más serio y se trate de una periodontitis. En ese caso el problema afecta a la encía y a la zona del hueso, y si no se trata adecuadamente evoluciona de forma imparable hasta que se pierde el diente.

Pero además de una mala higiene, la periodontitis también puede tener causas genéticas…

Por supuesto, de hecho se trata de una enfermedad con mucha carga genética que se transmite de generación en generación. Hay personas que tienen unas sustancias que se liberan en el organismo que favorecen la inflamación de las encías. Depende del tipo de saliva o el tipo de bacteria que cada individuo tiene en la boca, se es más propenso a padecer esta enfermedad. En este caso, es todavía más importante una correcta higiene y hacer revisiones periódicas, con el fin de ralentizar la evolución de esta patología.

¿Hay ciertos casos en los que recomendáis hacer estudios salivares al paciente?

Hay casos en los que el paciente puede tener una periodontitis agresiva (que no está causada por sarro o placa bacteriana) y su higiene oral es correcta, pero la pérdida de hueso evoluciona rápido. En esos casos sí es importante realizar un estudio de la saliva con el fin de determinar el tratamiento antibiótico más adecuado.

¿El estrés también puede afectar a este problema?

Sí que puede afectar, en cuanto que genera inflamación en los tejidos y ello puede empeorar aún más la periodontitis. Pero desde luego que no tanto como el tabaco; este es uno de los principales factores perjudiciales de esta patología.

¿Te encuentras con muchos pacientes que tienen ansiedad por acudir al dentista? Según la OMS, la odontofobia afecta a más de un 15% de la población.

Hay mucha gente que tiene la boca en muy malas condiciones por tener miedo al dentista y no acudir. Y es una pena, ya que este miedo hace que sus problemas dentales vayan empeorando y, cuando finalmente vienen, hay que realizar muchas más intervenciones que si el problema se hubiese cogido a tiempo.

¿El campo de la estética dental también ha evolucionado mucho?

Lo que ha evolucionado de forma importante son los materiales utilizados en cuanto a su capacidad estética: ahora se logran colores completamente naturales en las piezas, y se puede hacer tallados de los dientes mucho menos agresivos a la hora de colocar una corona o una carilla por ejemplo. Y es que actualmente se pueden hacer unas coronas o carillas mucho más finas, ya que los materiales son mucho más resistentes.

¿Qué materiales usáis?

Utilizamos por ejemplo el zirconio, que es un material altamente biocompatible con una adhesión perfecta. O el disilicato de litio, también muy resistente y que obtiene una tonalidad muy natural, igualando el color exacto del diente. Siempre elijo el material en función de lo que necesita cada paciente: según lo que tenemos que tapar y según la mordida. En el caso de los implantes dentales, trabajamos con tres marcas diferentes porque una sola no da respuesta a todas las necesidades de los pacientes.

La colocación también debe hacerse con mucho tiento, ¿hay que ser muy manitas?

Sin duda; la colocación de las piezas con máxima precisión es un requisito fundamental para un buen resultado. Yo me puedo pasar tranquilamente toda una mañana poniendo unas carillas; los tratamientos rápidos y mal hechos traen complicaciones, y yo siempre quiero dormir tranquila (Ziortza sonríe). Cuando se venden servicios dentales en plan mercadillo, los pacientes pueden salir contentos de que la factura sea muy barata, pero a la larga te aseguro que les terminará costando muy caro.

En el caso de los implantes, por tu alto grado de especialización realizas implantes de carga inmediata, ¿en qué consisten?

Se trata de una técnica avanzada que me permite colocar los implantes y los dientes provisionales de forma fija en el mismo día. De esta forma, el paciente puede salir de la consulta habiendo recuperado la estética de su sonrisa y la funcionalidad de su boca.

Tras salir de la clínica dental, acompañamos a Ziortza Ugarte a disfrutar de un zumo natural en un establecimiento cercano, La Pepa Taberna Frutal. Ziortza nos comenta que la alimentación también es un aspecto importante a tener en cuenta para preservar la salud dental: no hay que excederse con el azúcar, es recomendable hacer dietas equilibradas y la vitamina C es muy buena para las encías, ¡así que tomar nota!

Una boca en malas condiciones puede afectar mucho a la autoestima de la persona… seguro que has visto muchos casos de este tipo.

Hay personas que no se atreven a sonreír, ni siquiera a abrir la boca, y tienen graves consecuencias de autoestima que les impide relacionarse socialmente. Pero no solo se trata de un problema estético, sino también de salud. Una periodontitis no tratada puede llegar a producir un empeoramiento importante de otras patologías o enfermedades que ya pueda presentar el paciente, como por ejemplo afecciones del corazón o la diabetes.

Frente a pacientes que tienen pánico al dentista, habrá otros que se te duermen mientras le realizas un tratamiento…

Por supuesto (risas), la anestesia también ha evolucionado mucho. En la anestesia local, el trasvase del líquido anestésico es mucho más suave y apenas se percibe molestia alguna. Pero hay personas que tienen un nivel de ansiedad muy alto por el hecho de acudir al dentista; en esos casos podemos realizarles una sedación consciente para que puedan estar totalmente relajados.

En tu equipo también cuentas con un profesional exclusivamente dedicado a la ortodoncia ¿no?

Así es, contamos con un ortodoncista exclusivo, Julián Burgos, que se encarga de llevar a cabo los diferentes tratamientos, siempre enfocándolo como un tratamiento multidisciplinar.

¿Tenéis diferentes sistemas de ortodoncia?

Sí, tenemos la ortodoncia tradicional, el sistema Damon® y el Invisalign® (ortodoncia invisible), en el que Julián tiene formación específica. Cada sistema tiene sus particularidades… por ejemplo, en caso de pacientes con enfermedades periodontales, es mucho más adecuado el Invisalign, ya que además de ser de ser mucho más estético, se puede quitar para cepillarse los dientes, evitando que se acumule ese sarro que puede concentrarse con los brackets metálicos.

Y respecto a vuestro equipamiento técnico tenéis tecnología muy avanzada, como la panorámica 3d

El escáner dental 3d nos permite ver las patologías y planificar todos los tratamientos de implantes o de cirugía en tres dimensiones, logrando mucha mayor precisión. De hecho, en todos los casos de cirugía es obligatorio realizar al paciente un escáner previo en 3d, y nosotros tenemos dicho escáner incorporado en la clínica. También tenemos un sillón especialmente diseñado para atender a pacientes con movilidad reducida.

Volviendo a tus raíces, ¿echas de menos Venezuela, el país donde naciste?

Le tengo muchísimo cariño a ese país, a mucha gente que conocí allí y el vivir en Venezuela durante catorce años me dio amplitud de miras; he conocido a mucha gente que era plenamente feliz viviendo con muy poco, pero la situación actual es tremenda.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Me encanta patinar, soy patinadora desde los cinco años y de pequeña competí en campeonatos de velocidad, pero requería mucho entrenamiento y lo dejé. Ahora lo practico como hobby; en lugar de coger la bicicleta, que es algo muy típico aquí, yo recorro la ciudad con mis patines. También me gusta el senderismo… y el cine y la música. ¡¡Escuchar música me relaja muchísimo!!

Hablando de música, ¿les pones música a los pacientes en la consulta?

Claro, la música tranquiliza mucho al paciente; el problema es que algunas veces no me doy cuenta y me pongo a cantar (risas)

Qué bueno Ziortza, eres una caja de sorpresas… ¡Ha sido un placer conocerte!

¡Hasta la siguiente publicación! ¡Estad atentos!

¡Nos vemos!

No hay comentarios

Publicar un comentario