UNEONAK, un espectacular espacio dedicado a la salud, el deporte y el bienestar

¡Salud, Deporte y Bienestar! Estas son tres palabras que no se pueden separar cuando hablamos del cuidado tan necesario que debemos hacer de nuestro propio “yo” frente al ritmo tan incesante que llevamos en la vida. Es realmente necesario detenernos para tomarnos nuestro propio tiempo… para poder reconectar con nuestro interior, tomar conciencia de nuestra propia entidad, y obtener la energía necesaria para lograr una mejor calidad de vida.

Hoy vamos a descubrir uno de los espacios más singulares que se han abierto en los últimos tiempos en San Sebastián y que aúna en su filosofía todos estos conceptos. Nos referimos a UneOnak, un maravilloso centro especializado en diferentes disciplinas como Pilates, Pancafit, Feldenkrais o Aeroyoga relacionadas con la reeducación postural a través del movimiento. 

UneOnak significa “buenos momentos”… y no hay duda de que en un espacio como este podemos disfrutar de los momentos más placenteros para lograr un pleno equilibrio entre nuestro estado físico y nuestras emociones. Allí nos espera la impulsora de este fantástico proyecto, Ane Inchausti. Una mujer muy especial que ya en su niñez, cuando entrenaba a compañeras de colegio en gimnasia rítmica deportiva, tuvo en mente la idea de que alguna vez compraría un terreno para montar un gimnasio. 

Sin embargo, muchos años después, lo que aquí encontramos es una fantástica parcela de 2.024 metros cuadrados con un original edificio de hormigón y pizarra que alberga un espacio interior de lo más confortable, con unas vistas que invitan al relax más absoluto, y con un método de enseñanza diferente, variado y ameno donde nada se impone, dando autonomía a cada individuo para trabajar la salud corporal y emocional por medio del ejercicio físico.

UneOnak
Oriamendi Pasealekua 48, Donostia-San Sebastián
629 89 31 00
www.uneonak.com

Entrevista: Gemma Garbizu
Fotografía: Fernando Cortés, Jon Goda
Vídeo: Jon Goda
Coordinación: Laura Manjarrés
Edición y postproducción: Filtro Creativo

UNEONAK

Hola Ane, al verte realizando una actividad en este fantástico lugar se nota que la disfrutas al máximo ¿Siempre has sido deportista?

Lo mío, más que el deporte, que siempre me ha encantado, ha sido la enseñanza. Me gusta mucho poder enseñar lo que soy capaz de hacer; es algo que me hace muy feliz. La verdad es que siempre he tenido facilidad para el deporte. Soy una persona intuitiva que entendía con facilidad cómo se realizaba una pirueta o un ejercicio en concreto, y me encantaba enseñar a los demás a ponerlo en práctica. 

En UneOnak se dan las condiciones ideales para que la práctica de ejercicio se convierta en momentos de bienestar absoluto. Ubicado en un singular edificio con materiales de fuerte personalidad como el hormigón y pizarra, dispone de inmensos ventanales para dar luz a sus espacios y mucha ventilación a sus instalaciones. En sus salas de actividades el espacio es un auténtico lujo… y sus vistas suponen todo un bálsamo de relajación. 

La verdad es que se ve que es algo innato en tu persona…

Ya de niña, en el colegio, recuerdo con mucho cariño a mi profesora de gimnasia, Charo, que nos enseñaba gimnasia rítmica y deportiva. Cuando tenía doce años, me animó a enseñar a un grupo de alumnas; yo estudiaba en Eskibel y estaba en sexto de primaria, y en las actividades extraescolares del mediodía daba clases a las de octavo. Practicábamos con el potro, el plinton, la barra… ¡lo pasábamos genial! (Ane sonríe con esa dulzura que la caracteriza).

¡Casualidades de la vida! Recuerdo que siendo niña te vi en una prueba de gimnasia y me pareció alucinante la forma que tenías de moverte.

Siempre he sido más de gimnasia rítmica deportiva, pero también hice rítmica porque en aquella época no había en San Sebastián formación deportiva. Me formé en diferentes ciudades y me convertí en entrenadora de gimnasia cuando cumplí los diecinueve años.

A la vez que enseñaba en Eskibel, empecé a enseñar también en Villa Belén, y en el polideportivo de Hernani se quedaron sin profesora de rítmica así que me lo propusieron. Tenía dieciocho años y estuve trabajando allí durante siete años; lo compaginaba con las clases en los dos colegios.

¡Menuda actividad, Ane! ¿Qué estudiaste al finalizar el colegio?

Quería hacer INEF, y en realidad comencé magisterio con la idea de dar el salto a esta carrera, pero me gustó tanto magisterio que decidí terminarlo. Está claro que la enseñanza es lo mío (risas). También estudié decoración, ya que mi familia siempre se ha dedicado a este campo, y también me gustaba mucho.

Claro, Ane, tu familia tenía la conocida firma Inchausti Mobiliario… ¿Trabajaste en la empresa?

Sí; durante mucho tiempo trabajé en temas de decoración, y también trabajé en el sector de la construcción. La verdad es que todos estos campos me han servido mucho en lo que desde hace ya varios años llena mi vida profesional y me implica mucho en la parte personal, que es UneOnak. Cuando la gente me dice: ”¡qué espacio tan bonito!”, me hace mucha ilusión, porque sé que lo aprendido por mi familia me ha ayudado mucho a la hora de conseguirlo.

Antes de encontrarse en esta ubicación, UneOnak estaba en Aiete, ¿no?

Así es, en Gurutze. Allí también realizamos una obra muy importante para acondicionar ese centro. Mi hermano Jon, que es arquitecto, me ayudó en ese momento, y también me ha ayudado muchísimo en este nuevo proyecto.

Lo más sorprendente es que abrierais las puertas de este centro en plena pandemia, ¡mira que eres valiente, Ane!

Todo el mundo pensaba que estaba loca (risas). Sí es cierto que era algo un tanto arriesgado, con una inversión económica muy importante, pero en el anterior centro llevábamos diez años y se nos estaba empezando a quedar pequeño. Justo antes de llegar la pandemia ya habíamos decidido dar el salto a este nuevo emplazamiento, así que no me quería echar para atrás. Por otro lado, debido a las limitaciones de la pandemia, la gente tenía más necesidad que nunca de poder disfrutar de espacios grandes y exteriores para poder realizar este tipo de actividades. ¡Era el momento, y nos lanzamos!

Abristeis las puertas el 25 de mayo de 2020…

Así es, justo cuando la pandemia ya nos permitió realizar actividades deportivas en grupo. Y hemos tenido la suerte de que nunca hemos tenido que reducir el aforo, ya que el centro tiene muchísimo espacio gracias a sus 2.024 metros cuadrados de superficie de finca, y además tenemos una filosofía de mantener grupos reducidos de no más de ocho personas.

Fotografía: MOSU Studio

A pesar de las dificultades, os habéis convertido en un centro de referencia… ¡Enhorabuena!

La verdad es que estamos muy contentos del camino que llevamos. No hemos parado de subir en alumnos, y al tener un horario muy amplio de clases y un espacio con muchas comodidades, podemos ofrecer a nuestros alumnos esa calidad de servicio en la que llevo mucho tiempo pensando.

¿Por qué decidiste llamar al centro UneOnak?

UneOnak significa en euskera “momentos buenos” y esa es la filosofía de nuestro espacio como centro multidisciplinar. Intentamos en todo momento ofrecer a nuestros alumnos una atmósfera en la que poder disfrutar de buenos momentos en torno al deporte, la salud y el bienestar. Me hace mucha gracia cada vez que recuerdo cuando a uno de mis profesores, Bingen, una persona le preguntó por qué se llamaba así el centro, y él le contestó que significada “buen rollo” ¡Me encantó su contestación!, y es que eso es precisamente lo que queremos transmitir en UneOnak.

¡La verdad es que este lugar es una maravilla!

Muchas gracias. En UneOnak se respira un ambiente de mucha tranquilidad, no solo en el propio centro sino también en la zona donde está ubicado. Tenemos unas instalaciones muy espaciosas y con muchos metros de ventanales, salas que podemos convertir en un porche abierto donde poder disfrutar de unas vistas muy relajantes. Tenemos amplios vestuarios que se pueden utilizar como baños individuales y por fin, hemos podido terminar la zona de los alojamientos, algo que quise incorporar desde un principio, pero que por las actuales circunstancias ha tenido que esperar un poco más.

¿Qué actividades realizáis en UneOnak?

¡Mejor te digo lo que no realizamos! (Ane sonríe). Una de los aspectos que más caracteriza a UneOnak es la apertura de mente. Nuestras actividades combinan diferentes prácticas: Feldenkrais, Pilates, Aeroyoga, Hipopresivos, 360™ Organics, Gyrokinesis… Y en fitness utilizamos diferentes aparatos como pesas, barra de ballet, sillas, banquetas, reformer cadillac, rulos, aros, fitball, cinturones, muelles… 

Realmente creemos que en la variedad está el éxito. Por otro lado, en UneOnak hemos creado nuestras propias máquinas, mezclando diferentes ideas de máquinas que nos han convencido. 

¿Cómo organizáis las actividades?

Hacemos un programa anual donde el primer paso es que el alumno tome conciencia de su cuerpo y lo sepa manejar. Es fundamental ayudar a la persona a tomar consciencia corporal, y ayudarle también a que vaya adquiriendo una buena condición física de estabilidad, fuerza, equilibrio… 

El programa lo vamos impartiendo a lo largo de cada semana, y nuestros alumnos vienen cada día sin saber qué actividad les va a tocar realizar. Comenzamos a las ocho de la mañana, y tenemos clases cada media hora, ya que tenemos dos salas para ello con dos profesores que imparten las clases. 

¿Cómo establecéis los grupos?

Los definimos en base a su condición física y sus inquietudes; la edad no es un condicionante tan importante. Tenemos alumnos de todas las edades, desde personas muy deportistas que vienen al centro en busca de actividades de mucho movimiento hasta alumnos que vienen en busca de su momento “zen”. Lo importante es que todos ellos se sientan a gusto y con autonomía para poder elegir libremente el ritmo que quieren seguir. 

Al igual que sus programas son variados, también lo son las circunstancias de sus alumnos. Vienen desde personas que tienen problemas de espalda hasta mujeres embarazadas o que han dado a luz y vienen a disfrutar de diferentes actividades, como las destinadas a recuperar su suelo pélvico o compartir su experiencia con su bebé. 

Antes de crear UneOnak, tú comenzaste formándote en el campo del Pilates.

Así es. Hace muchos años hice un viaje a Argentina donde se practica mucho Pilates, y descubrí que era muy bueno para el asma (en mi familia tengo un caso de asma). Mi curiosidad me llevó a querer profundizar en este campo, y asistí a unas clases que se impartieron en el Hotel Maria Cristina. Era una profesora que se llamaba Eneka, y la experiencia me encantó. Por ello decidí formarme y fui a Londres a realizar varios cursos. 

Actualmente en UneOnak, decir que hacemos Pilates sería limitarse mucho. Joshef Pilates, el creador de esta práctica, vivió en un Londres muy gris en la época de la revolución industrial, y animaba a la gente a tomar consciencia de su cuerpo y a cambiar ciertos hábitos, pero el Pilates de aquella época se limitaba a movimientos un tanto rectos, y con los años se ha ido evolucionado combinando esta práctica con otras de más movimiento. Estoy segura de que si este gran hombre hubiese vivido más años, hubiera evolucionado muchísimo más porque era excepcional.

¿Cómo surgió la idea de incorporar una zona de alojamientos para organizar retiros?

A lo largo de mi vida he ido a muchas formaciones a diferentes lugares, y me alojaba en un hotel para poder acudir al centro donde se impartían. Me parecía una pena no poder disfrutar de un espacio que reuniera ambas cosas, porque esta es la vía para poder hacer más completos esos momentos de encuentro y de intercambio de experiencias. Por ello pensé que dado el espacio tan grande que tenemos en esta parcela, se daban las condiciones adecuadas para acometer este proyecto.

¿Qué tipo de retiros organizáis?

También son muy variados, al igual que toda la filosofía de UneOnak. Organizamos desde diversas formaciones dirigidas a profesionales de nuestro campo, hasta retiros para que nuestros huéspedes puedan venir a disfrutar y aprender de experiencias muy diversas durante varios días, pudiendo aprovechar también su visita para descubrir las bondades del País Vasco. Además, estamos en un enclave privilegiado donde nuestros huéspedes pueden realizar unos paseos extraordinarios en plena naturaleza. 

¿Qué capacidad de alojamiento tenéis para la realización de prácticas de retiro?

Tenemos nueve habitaciones, algunas individuales y otras con literas, que ofrecen capacidad para quince personas en un ambiente de mucha tranquilidad. Hace poco que las hemos estrenado y antes de ello, en uno de los cuartos cerré la puerta y decidí comprobar con música de Iron Maiden a todo volumen que efectivamente en la habitación de al lado no se oía nada. (Ane se ríe con el encanto especial que transmite a lo largo de toda la entrevista).

Las habitaciones acondicionadas para los retiros en UneOnak tienen el nombre de diferentes planetas, estando equipadas con avanzados sistemas de ventilación e insonorización, y con todas las comodidades para disfrutar de una estancia agradable. Levantarte por la mañana y poder darte un baño en esa piscina gozando de semejantes vistas debe ser un absoluto placer para los sentidos.

Haciendo un retiro en Londres fue como conociste a Marta Soteras, una de las profesoras de UneOnak.

Así es. Quise ir a Londres porque quería incorporar unas máquinas nuevas y realizar diferentes formaciones. Pero casualidades de la vida, Marta que trabajaba en Londres vino a Santander a impartir un curso de introducción y allí la conocí. Ella es una gran profesional que ha estado en muchos retiros en lugares tan fascinantes como Tailandia. Tiene una maravillosa trayectoria, habiendo tenido alumnos como Madonna y Paul McCartney; ¡casi nada! Trabajaba en Londres pero quería volver a España y cuando le hablé de mi proyecto, aunque tenía muchas ofertas en diferentes lugares del país se animó a colaborar conmigo. 

Marta imparte diferentes actividades bajo un método llamado Organics, que ofrece un puente entre la meditación y el ejercicio físico. Es una práctica fluida de movimiento que optimiza la toma de conciencia a lo largo del entrenamiento. 

En sus 2.024 metros cuadrados de parcela las posibilidades de disfrutar de diferentes actividades son enormes. Depende de cómo amanezca el día, las clases se pueden impartir en el interior o en el exterior, pudiendo desplazar las máquinas sin problema en función de lo que apetezca en cada momento.

UneOnak también dispone de una acogedora zona común donde la chimenea, las infusiones y el café invitan a relajarse al máximo en un entorno de bienestar total. Los alumnos pueden acceder a este espacio en cualquier momento del día, y para muchos de sus alumnos, ello es una ventaja, ya que pueden llegar antes de dar su clase y hacer tiempo con un libro o simplemente relajándose.

¿Qué otros profesionales forman el equipo?

Está Ana Rodríguez, que casi lleva toda una vida conmigo. A Ana la conozco desde que era una niña; ella tenía ocho años y yo le daba gimnasia en el polideportivo de Hernani. Perdimos el contacto durante años, pero la vida hizo que nos volviésemos a encontrar y se animó a trabajar conmigo. Es una mujer maravillosa y es como mi propio pensamiento (risas). Su método de enseñanza es UneOnak cien por cien. 

Y está el hombre del grupo, ¡nuestro Bingen! Él también ha tenido una gran trayectoria profesional, habiendo impartido muchos cursos en diferentes sitios, y su método es el 360 grados, bajo el cual también combina diferentes prácticas. 

Dime Ane, tú antes vivías aquí ¿no? Tengo entendido que ésta era tu casa…

Así es. Cuando trabajaba en la construcción y vivía en esta casa, empecé a formarme en Pilates y comencé compaginando ambas actividades trayendo alumnos a mi propia casa. Ya en ese momento Ana me ayudaba, impartiendo ella las clases cuando yo no podía. Pero fuimos creciendo y ya no era posible utilizar este espacio; por eso decidí abrir el centro en Gurutze.

Fotografía: MOSU Studio

¿Y por qué ese cambio ahora?

Porque ahora mi familia prefiere una casa más pequeña, y para mí era el espacio perfecto para el nuevo UneOnak. Y visto lo visto, estoy encantada con la decisión tomada. Me hace muy feliz poder compartir este nuevo espacio con todos nuestros alumnos, brindarles esa atmósfera donde se sientan realmente a gusto.

Sé que es muy difícil resumir un centro tan especial como UneOnak en unas líneas, ¿cómo lo harías?

Te diría muchas cosas, pero puede resumirse en que la salud, el deporte y el bienestar emocional, físico y mental están tan relacionados… Por ello nuestra filosofía es la de crear todos los elementos necesarios para conseguir un ambiente en el que las personas consigan ese equilibrio tan necesario, donde se sientan protegidas y cuidadas sintiendo el apoyo de todo el equipo.

¡Muchas gracias por descubrirnos este espacio! Nos ha encantado la experiencia UneOnak. 

¡Hasta la siguiente publicación! ¡Estad atentos!

¡Nos vemos!

Tags:
No Comments

Post A Comment