ANA TENA & NOVENTA GRADOS

Ana Tena
   Paseo de Agorrene, 48. Donostia – San Sebastián
  626 603 635
  mail@anatena.com
  www.anatena.com

Como ya os anunciamos ayer en las redes, la combinación de hoy no os dejará indiferentes. Por un lado, Noventa Grados, la conocida Tienda Concepto de la Parte Vieja de San Sebastián, en la calle Mayor nº3. Una opción imprescindible para los que busquen marcar la diferencia. Un multiespacio donde se aúna el universo estético de su fundador, Marcial Muñoz, en el que podréis encontrar ropa, calzado, joyas, accesorios, cosmética, perfumería, peluquería, maquillaje y arte. Y por otro lado, Ana Tena, interiorista y diseñadora industrial a la que conoceréis en este reportaje a través de su pasión por el diseño y la solidez de sus planteamientos y de su experiencia.

Para el estilismo de Ana Tena contamos con la colaboración de Oscar Venegas, director de tienda, asistente de compra y figurinista de Noventa Grados. Todos los looks seleccionados para este reportaje son diseños de Rick Owens, AW/16/17 MASTODON Collection para Noventa Grados: accesorios, bolso, gorros, calzado, calcetines, brazalete, abrigo sastre, vestidos, bermudas y abrigo Cashmire Marta Zibellina.

De Rick Owens tenéis mucha información en la red, solo os diremos que es un diseñador vanguardista americano afincado en París, que su especialidad es la peletería y que, tal y como el mismo dice, sus diseños trabajan las líneas del primitivismo moderno… empezamos!!

Ana Tena posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

¿Quién es Ana Tena? ¿Cómo te defines personalmente?

Me cuesta separar mi parte personal de la profesional, en mi caso van de la mano, ya que el diseño de producto, el interiorismo y la cultura del diseño, son pasiones que tengo desde la infancia. La estética, la reflexión, la creatividad, la lectura y el conocimiento de productos y personas inspiradoras de las que seguir aprendiendo forman mi propia esencia… mi propia personalidad.

Luego entonces esa es tu gran diferencia profesional ¿no?

Se puede decir que sí, aunque pienso que es común en todas las profesiones donde intervienen la personalidad, la creatividad, los conocimientos… la diferencia siempre es uno mismo y la forma de plantear y aplicar el talento, los conocimientos y las experiencias siempre será diferente. Dos profesionales del mismo sector con los mismos conocimientos nunca darán una misma respuesta ante un mismo proyecto.

De todos modos quizás esto lo deberían responder mis clientes… lo que sí tengo claro es que cada proyecto es único, que debe aspirar a perdurar en el tiempo, que en el punto de partida se ha de contemplar desde una perspectiva global hasta llegar, con mucho mimo, a cada detalle estético y técnico… para mí estos planteamientos son fundamentales.

Y los clientes… ¿aprecian igualmente esos mismos planteamientos?

Lógicamente a veces los clientes no lo ven, lo normal es que estén más pendientes de los plazos, el presupuesto, las necesidades globales… es muy importante atender estas necesidades y comprenderles con empatía, sin que ello impida la búsqueda de lo que marca la diferencia, esos pequeños grandes detalles que hacen que cada proyecto sea un “bebé” único, especial y maravilloso. Aplico esta misma filosofía desde la primera entrevista hasta la celebración del resultado, tanto en el interiorismo como en el diseño de producto.

Ana Tena posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

¿Cómo ha sido tu trayectoria hasta llegar a tener tu propio estudio de diseño de producto e interiorismo?

Desde mis comienzos profesionales toda mi trayectoria la he vivido y la vivo con mucha intensidad y entusiasmo… me apasiona mi trabajo y esa es mi gran suerte, me permite entregarme con más energía y disfrutar del esfuerzo propio. Esto no quiere decir que mi trayectoria haya sido rápida y fácil, más bien todo lo contrario.

He colaborado largos periodos con profesionales de prestigio que contaban con sólidas trayectorias. Por un lado, trabajé con un arquitecto muy consolidado en proyectos de urbanismo y remodelación completa de edificios, y por otro, con uno de los mejores interioristas de la zona en reformas integrales.

Gracias a estas colaboraciones desarrollé habilidades de gestión de obras y proyectos, que son fundamentales para una buena ejecución y para comprender la importancia de una visión global del edificio y su coherencia con el diseño interior y su amueblamiento.

Lo mismo puedo decir en diseño de producto, en el que estuve una larga temporada en la oficina técnica de una empresa muy sólida en desarrollo de producto e inyección de plásticos.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

¿Qué ofrece una interiorista? ¿Hasta dónde llega su cometido?

Nuestro ámbito de aplicación es muy amplio, no es lo mismo acometer la reforma del interior de una vivienda que el diseño de un nuevo local comercial, o la reestructuración de unas oficinas, o renovar la imagen y el planteamiento de un espacio en hostelería. Cada proyecto es diferente y algunos necesitan una parte del proceso y otros un proyecto integral “llave en mano”.

Por eso, lo primero siempre es una entrevista con el cliente y a través de una escucha activa determinar claramente sus necesidades reales. Esto es muy importante porque define exactamente el contenido de mi intervención.

Una vez definida, se inicia la fase de bocetos del proyecto básico hasta llegar a plasmar las ideas finales junto con el cliente, para luego seguir desarrollándolas en el proyecto de ejecución y dirección de obra.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

¿Qué tipo de proyectos realizas habitualmente en tu estudio?

En interiorismo principalmente proyectos de viviendas, oficinas y locales comerciales. Cada uno de ellos con sus propias necesidades… segregaciones, cambios de usos, proyectos parciales, restyling, etc.

En cuanto a diseño de producto lo más habitual son los proyectos para empresas de mobiliario e iluminación y los diseños personalizados, tanto para otros clientes como para un proyecto de interiorismo.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

¿Eres selectiva a la hora de aceptar nuevos proyectos?

En cada proyecto veo siempre un gran potencial y esto es lo que transmito en una primera entrevista con el cliente, a partir de ahí y teniendo en cuenta el presupuesto y la retroinformación de los potenciales clientes sobre mi visión del proyecto, se hace un trabajo conjunto de adaptación que normalmente culmina en un inicio de proyecto.

Ana Tena posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

¿Cuál es el perfil de tu público ideal, al que enfocas principalmente tu actividad?

Personas que comprendan el valor de nuestra profesión, lo que les puedo aportar en cuanto a calidad de vida…  aunque suene un poco extraño, mejora significativamente con una sencilla “limpieza” y con un orden visual de los espacios en los que conviven o trabajan. Si un cliente comprende este valor, el de que cada proyecto es único y a medida de las necesidades personales y/o profesionales, se enfocará siempre con mayor acierto.

¿Cómo armonizas tu gusto personal con el de tus clientes? ¿Es una tarea fácil?

Dentro de una línea estética limpia y sensata me adapto perfectamente a los gustos del cliente. Si hubiera algún desajuste, siempre hay que intentar buscar un equilibrio hasta encontrarlo. De todos modos, el cliente que contacta conmigo siempre se ha informado previamente a través de mi web o de otras referencias y comprenden con facilidad lo que les puedo ofrecer.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

Te defines como interiorista… ¿en que se diferencia el interiorismo de la decoración?

El interiorismo engloba una visión más amplia que la decoración, su ámbito contempla todo proyecto desde lo fundamental, es decir, desde la estructura espacial o el continente (sin tocar estructura del edificio). Partiendo de ahí, el interiorismo aplica en coherencia cualquier intervención, entre las que podemos encontrar por ejemplo la decoración, que se ocupa más del contenido… por ejemplo luces, textiles, mobiliario, etc.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

Las tendencias, las modas… ¿pesan mucho a la hora de definir un proyecto de interiorismo?

Tienen un componente más comercial, y aunque las sigo en todo momento, mi foco siempre está en realizar un interiorismo que aspire a lo atemporal y que se rija por la buena calidad. Mientras no se desequilibre esta esencia, la tendencias y las modas tienen cabida en un proyecto.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

¿Te gusta mezclar estilos, épocas, culturas diferentes o por el contrario tratas de mantenerte fiel a una estética pura?

Me gusta mezclar estilos, de hecho, me identifico con el estilo japonés (tanto clásico como actual) el nórdico clásico y el minimalista puro.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

Intuitivo, reflexivo… ¿cómo describirías tu proceso creativo?

Intuición y reflexión van de la mano… la intuición creativa brota espontáneamente, a veces sin control y otras veces provocado, pero luego el fruto de este proceso intuitivo hay que situarlo en un contexto de realidad para que entre en escena la reflexión, la adaptación… y luego otra vez la intuición y así continuamente, en un movimiento espiral, superando niveles, hasta llegar a un punto clave.

También creo que es muy importante la idea de “juego”, para provocarse la intuición y la reflexión, jugar durante el proceso creativo y que se convierta en un “trabajuego”.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

El diseño es para ti…

Necesario, un estilo de vida, mi estilo de vida… Nos rodeamos de diseño en nuestras viviendas, en cuanto salimos a la calle y observamos todo lo que nos rodea. Me gusta reflexionar sobre ello y por supuesto inspirarme.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

Admiras el trabajo de…

Charlotte Perriand, Andreé Putman, Achille Castiglioni, Sou Fujimoto, John Pawson, Mies Van der Rohe, Konstantin Grcic, Miquel Milá, Hnos Bouroullec, Dieter Rams, la escuela Bauhaus…  entre otros muchos.

Tus herramientas imprescindibles son…

Mi macbook, los libros de diseño (o tesoros, como me gusta llamarlos), cualquier objeto que me transmita algo, el típico estuche escolar con rotuladores y bolígrafos de todo tipo, y los moleskines de todos los tamaños para esbozar.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

Encuentras la inspiración en…

La fotografía, la naturaleza, la reflexión e introspección y por supuesto en los grandes diseñadores que nos han dejado tanta sabiduría y buen hacer.

Un proyecto que lleva tiempo escondido en el cajón…

Una chaise longe y una lámpara de sobremesa.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

Un material, un color, una forma…

Los materiales nobles que perduren en el tiempo, colores neutros y sin duda las formas geométricas.

¿Un proyecto que te gustaría hacer?

Me encantaría poder hacer una vivienda en París a orillas del Sena.

¿Qué haces cuando no diseñas?

En mi vida no existe el “no-diseño”, cuando estoy leyendo o dando un paseo por el monte, por la ciudad, o estoy con mi pareja y amigos, me resulta inevitable asociar lo visual al diseño o proyecto en el que esté trabajando en esos momentos.

Una manía incorregible…

Comprar libros y revistas de diseño, por otro lado también me resulta incorregible hacerme con cualquier artículo que me enganche o me atraiga su diseño, color, forma… Lo malo de esto es que algunos son baratos y otros en cambio pueden resultar inaccesibles…

Un lugar para desconectar…

Me encanta rodearme de un silencio ensordecedor rodeada de naturaleza. Eunate en Navarra es uno de mis favoritos.

Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.
Ana Tena, interiorista, posando en el Noventa Grados con prendas de la tienda.

La moda para ti es…

La moda textil y de complementos es otra de mis pasiones. Me resulta inspirador el trabajo de diseñadores como Rick Owens del que tengo el placer de ir vestida en este reportaje, son parte de esas personas inspiradoras que mencionaba al principio.

Te identificas con NOVENTA GRADOS por…

Los valores y la estética que transmiten, la profesionalidad, la exquisitez en la selección de sus productos y la forma de comunicarlos.

¡¡¡Gracias Ana!!!, ha sido muy interesante hablar contigo,

¡¡¡Hasta la próxima!!!

Precios de referencia

NOVENTA GRADOS

• Abrigo Sastre, 1.800€
• Abrigo Cashmire Marta Zibellina, C.P.V.
• Chaqueta cuero, C.P.V.
• Vestido crudo, 1.100€
• Gorros, 200€
• Gafas VAVA 425€
• Botines, 975€

Os esperamos el próximo jueves día 22 con nuestra siguiente publicación.

Nos vemos!

5 Comentarios
  • · anatena + noventa grados · « Ana Tena
    Publicado el 17:13h, 21 septiembre Responder

    […] Si os habéis perdido el post de esta semana con el reportaje que nos realizó Muselines (Revista de moda & ciudad.· donostia) junto con la maravillosa ropa y complementos de Noventa Grados, podéis leerlo pinchando aquí: https://www.muselines.com/noventa-grados-ana-tena […]

  • Natalia Tuduri
    Publicado el 21:16h, 19 septiembre Responder

    Bestial! Estética, gusto y arte por todas las esquinas. Enhorabuena

  • Mamen Manterola
    Publicado el 19:49h, 19 septiembre Responder

    Fantástico reportaje, creo que NOVENTA GRADOS no podría haber encontrado una modelo más acorde a ellos. ANA TENA, muy querida por mí, es una mujer bella ,inteligente y excepcional. Es un placer verla y leerla, no abundan las personas como ella. La elección del vestuario, decoración, entorno, todo parece fundirse con sus ideas. ENHORABUENA

  • Silvia Tello Sanchez
    Publicado el 11:49h, 19 septiembre Responder

    Precioso reportaje,cada uno de ellos supera al anterior,un trabajo impresionante,MUSELINES

  • INÉS ALCAIN
    Publicado el 09:52h, 19 septiembre Responder

    Alucinante! Impresionantes las fotos, los estilismos, la chaqueta de cuero que luce Ana. . . . esto de hoy parece el Vogue por lo menos

Publicar un comentario