NIKABIOBALLET & SKETCH CONCEPT

En esta ocasión unimos moda y danza, Sketch Concept & Nikabioballet, un dúo que nos transporta a un mundo lleno de emociones y sensaciones.

Sketch Concept es un comercio donostiarra dirigido por Miriam, Raquel, Mayi y María, un gran equipo doblemente unido por su vínculo familiar, ya que todas ellas son primas y además, muy amigas. Las cuatro comparten la misma pasión por el mundo de la moda y eso lo demuestran en todo lo que puedes encontrar en su amplio y luminoso establecimiento, situado en la Avenida de la Libertad 35. Su propuesta de estilo es casual, joven, moderna y elegante a la vez, donde la calidad no está reñida con el precio.

Y para realizar nuestros estilismos, hoy vestimos a Idoia Lecumberri, profesora de baile de la escuela de danza Nikabioballet, situada en la calle San Francisco 51 de Gros, con una gran trayectoria como bailarina profesional tras de sí. Vestir a Idoia fue fácil, con un cuerpo moldeado tras muchos años de danza… ¡¡todo le sentaba bien!! Escogimos un vestido en gasa largo en tonos naranjas y azules con escote halter, un estilo que este verano está triunfando. Luego quisimos probar un mono vaquero con manga larga que nos encantó por ser una prenda tan ponible y con un estilo siempre tan joven. Por último, elegimos un último look en tonos crudos y negros. Pitillo negro, camiseta cruda básica, bolso de mano (clutch) con motivos étnicos, muy acorde con el abrigo del mismo estilo. Conseguimos que Idoia transmitiese toda su energía y jovialidad!!

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines en el interior de Sketch Concept.

¿Quién es Idoia Lecumberri?

Me considero una persona muy vital y dinámica que disfruto mucho con la vida familiar, el ballet y los amigos, las tres razones principales que llenan mi vida y que le dan sentido. También la naturaleza y su belleza siempre me han atraído profundamente desde que soy pequeña, tanto que me inclinó a estudiar Geografía

¿Geografía?… entonces ¿cómo empezó tu relación con el ballet?

Empecé a bailar siendo niña, mi padre me llevaba a la plaza de la Constitución todos los domingos, se organizaban bailes y por imitación aprendí a bailar, era una niña hábil y se me daba bien. Enseguida fui consciente de que mi verdadera pasión era la danza, bailar… pero eso tuvo que esperar un tiempo.

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines en el interior de Sketch Concept.
Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines en el interior de Sketch Concept.

¿Qué hiciste hasta que llegó tu dedicación plena al ballet?

Estudiar Geografía en el antiguo EUTG de Donosti (actualmente Universidad de Deusto). Sin embargo, como mi verdadera vocación era la danza, siempre simultaneaba los estudios con clases y actuaciones de ballet en el Conservatorio de Donosti, dirigido por Peter Brown y Águeda Sarasua. Más tarde, por influencia de la señora Pimentell, apasionada maestra de Historia del Arte de los EUTG, decidí dar un giro a mi vida e irme a Barcelona, complementando mis estudios de Geografía con los de Historia del Arte Contemporáneo en la Universitat Central de Barcelona. Eso sí, aumentando mi pasión por el ballet, ya que también seguía practicando y estudiando en el Institut del teatro de Barcelona. El ballet siempre se antepone a casi todo en mi vida.

Si tenías clara tu vocación por la danza, ¿por qué estudiabas otras carreras?

Bueno… por la mentalidad de mis padres, o mejor dicho, de aquella generación de padres en general… quisieron que estudiara una carrera “seria”. Cuando me gradué les entregué el título y les dije… “ahora quiero dedicarme al ballet”… ¡¡y por fin di el gran salto!! Conseguí una beca de la Diputación de Guipúzcoa y me fui a estudiar a la prestigiosa Martha Graham School of Contemporary Dance de Nueva York durante tres años hasta que me gradué.

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando con ropa y complementos de SKETCH CONCEPT.
Detalle de vestido de Sketch Concept.

¿Regresaste?

Sí, para formar parte de la Compañía de Danza Contemporánea Lanònima Imperial de Barcelona, con ella bailé en diversas coreografías realizando giras internacionales. Más tarde regresé a Donosti para dirigir un grupo de danza y en ese periodo me casé con mi gran amor, José Ignacio Orlando, que es quien dirige actualmente el Centro de Salud y Alimentación Nikabio en la calle San Francisco 51 de San Sebastián. Juntos hemos tenido lo más precioso de nuestras vidas, nuestros tres maravillosos hijos Nicolás, Kaispar y Violeta… ellos inspiraron el nombre de nuestro establecimiento, que empezó su andadura en 2005, en la calle Ortiz de Zárate de Vitoria.

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.

Y Nikabioballet… ¿es una academia de ballet?

No, es mucho más que eso, Nikabioballet es más bien una escuela para el desarrollo personal a través de la danza y el ballet. Atendemos a la persona que hay en cada uno de nosotros, niños, jóvenes y adultos, por medio de la enseñanza de la expresión y el movimiento corporal, tanto desde el punto de vista de la correcta ejecución técnica como desde la educación y la pedagogía.

¿Cómo transmitís vuestros conocimientos sobre la danza?

A través de nuestra experiencia, toda una vida dedicada a la danza da para mucho, y de nuestra visión del desarrollo holístico del individuo, estimulando el verdadero potencial de cada persona, motivándola, fortaleciendo su confianza, con cariño y dedicación.

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.
Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.
Sandalias de SKETCH CONCEPT.

¿Cómo es el día a día de este proceso de motivación?

Pues no es nada fácil, cuesta mucho adaptar la enseñanza a la medida de cada persona, lo principal es querer a la gente, ser empático, escuchar y observar mucho a cada niño, atendiendo ambas expectativas, la de padres e hijos. Mediante el estímulo, el alumno siente que es merecedor de todo nuestro empeño y entrega, y en ese proceso desarrolla la confianza en sus propias capacidades y acciones. El resultado es que el alumno finalmente baila, pero durante el proceso de aprendizaje se ha producido un empoderamiento personal y este fortalecimiento de su personalidad y de la confianza en sí mismo le permite disfrutar cada vez más con el baile.

Entonces la motivación es la clave ¿no?

Por supuesto… leo mucho sobre el cerebro, y recientemente sobre la cerebroflexia, pues bien, el otro día leí algo que me gustó muchísimo y que cuadra totalmente con nuestra filosofía, y es que cualquier aprendizaje que se realice en un entorno educativo debe contemplar las emociones, la alegría y el entusiasmo. Eso es lo que se debe tener en cuenta, desarrollar el máximo potencial del alumno a través de la motivación.

Así que siempre es mejor aprender con alegría y motivación…

Claro, esto implica mantener el deseo de continuar aprendiendo por parte del alumno y de disfrutar no sólo aquello que se aprende, sino del mismo proceso de aprendizaje.

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.
Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.

¿Lográis que todos las niños disfruten con el ballet?

Por mucho que quieran los padres que su hijo haga ballet, unos encajan y otros no. Predicamos con la imitación y con la empatía, nos volcarnos en cada persona, sea niño, adolescente o adulto, tratamos de conectar emocionalmente… aunque no siempre lo logramos.

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.
Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.

El tipo de música es un factor importante a la hora de ponerse a bailar ¿no?

Si, desde luego… hay músicas para todos los gustos y edades, pero en general, la música va directa a la emoción y cuando se adueña del cuerpo y lo habita a través del baile, lo activa, lo despierta, ya no puedes prescindir de la música para moverte. Se produce un efecto de armonización entre cuerpo y mente. Es un ejercicio muy completo.

¿Hay gente adulta que se apunta a vuestras clases de baile?

Claro!!… hay mucha gente mayor que empieza a hacer ballet por diversas razones… una de ellas es porque de pequeñas no pudieron y les encantaba. El ballet en realidad te mantiene en buena forma física y viene bien a cualquier edad. Fortalece nuestra musculatura y refuerza la columna vertebral, nos hace más conscientes de nuestras posturas corporales. Así que en general podemos aprender a bailar a cualquier edad. El cerebro siempre está en continua plasticidad, en continua evolución, dispuesto a crear nuevas conexiones neuronales… solo hace falta que quieras dar el primer paso.

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.

Un recuerdo profesional importante…

Cuando gané el segundo premio coreográfico en el concurso de coreografía Tórtola Valencia, convocado en Barcelona por la Generalitat de Catalunya en 1986, en Barcelona, con la pieza “Jauchzet Gott in allen Landen” con música de Juan Sebastián Bach.

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.

Un momento de felicidad para ti es….

Ufff!!… tantísimas cosas… pasear con mi chico por la ciudad, ir a un concierto de mi hijo Nico, viajar con el Club Donosti de Rítmica, en pos de los conjuntos rítmicos por todos lados, animando a todas las niñas y en concreto a mi hijita Violeta, animar al club de Waterpolo Donostia, y en concreto a Kaispar… Cuidar de las plantas, contemplar la Naturaleza, cuidar de mis alumnas, enseñarlas a bailar…

Tu tiempo libre te gusta dedicarlo a….

Lo dedico sobre todo a ver videos de ballet, a tocar el piano y a escuchar música… ¡¡ah!! y también a cuidar mis preciosas rosas de olor inglesas.

Idoia Lecumberri de NIKABIO BALLET posando para Muselines.

Idoia, ¿qué tal te has encontrado con los estilismos que te hemos propuesto?, ¿te ha gustado la experiencia?

Los looks que me ha propuesto Laura Manjarrés me han parecido estupendos, se nota que conoce y le apasiona la moda, contagia su pasión, sabe aconsejar y adecuar la oferta del comercio a tus características y tu personalidad. Por otro lado la sesión de fotos me ha resultado divertidísima… lo siento Fernando* por reírme tanto, sé que habrás tenido que desechar muchas fotos… he disfrutado y me lo he pasado estupendamente, muchas gracias a los dos y al equipo de Muselines.

* Fernando Cortés: fotógrafo

¡Gracias Idoia! Nos has contagiado tu pasión enseñando a bailar con el corazón…

¡¡Nos vemos!!

Precios de referencia antes de rebajas

SKETCH CONCEPT

Look 01

• Vestido largo estampado 169 €
• Pamela rafia 39 €

Look 02

• Mono vaquero 148 €
• Colgante 29 €
• Sandalias pedrería 59 €
• Borsalino 19 €

Look 03

• Pantalón pitillo negro 50 €
• Camiseta básica cruda 29,90 €
• Abrigo étnico 179 €
• Cartera mano 69 €

APROVECHA LAS REBAJAS DE SKETCH CONCEPT

Os esperamos el próximo viernes día 22 con nuestra siguiente publicación.

¡Hasta entonces!

5 Comentarios
  • Nieves Lopategui
    Publicado el 14:45h, 16 octubre Responder

    Idoia estas maravillosa y la entrevista es buenisima. Me encanta oir de ti y esos atuendos te quedan perfectos.

  • Mamen Manterola Cábrega
    Publicado el 18:12h, 21 julio Responder

    Enhorabuena!, han encajado a la perfección la elegancia innata de Idoia (una persona excepcional en toda la extensión de la palabra) con el estilismo de Sketch. Felicidades!, cada nuevo reportaje nos trae sensaciones diferentes y encantadoras. Ya estoy deseando ver el próximo…

  • Paige Pollock
    Publicado el 17:35h, 20 julio Responder

    love this! what a beauty!

  • Pablo
    Publicado el 17:05h, 20 julio Responder

    Muy buen reportaje. Idoia sale estupennnda, como es ella.
    Enhorabuena a tod@s las implicad@s

  • MIREN LARRAÑAGA
    Publicado el 11:00h, 20 julio Responder

    !Os felicito por el artículo! Idoia, a la cual admiro y aprecio está preciosa en las fotos y el estilismo de Sketch me encanta! zorionak berriz!!

Publicar un comentario