ÓPTICA HAROTZ

MANILA SHOP & EL ATELIER NUPCIAL & TERESA VICTORIA

¿Cuál es el sentido más importante que tenemos? Seguro que la respuesta es unánime: ¡la vista! Sin embargo… ¿cuidamos nuestros ojos con la importancia que merecen? Ante esta pregunta seguro que el índice de afirmaciones baja considerablemente. A través de nuestra visión podemos ser partícipes de todo un universo de emociones, y sin embargo muchas veces no nos damos cuenta de que cuidar nuestros ojos es primordial para nuestra calidad de vida.

Hoy vamos a conocer a unos profesionales de la optometría que llevan la vista no solo en los ojos, ¡también en las venas! Son la tercera generación de una familia que lleva desde 1932 dedicada al mundo de la salud visual, desde que su abuelo, Ángel Herrero, fuera pionero en el sector de la óptica en San Sebastián cuando abrió su primera óptica en la calle Hernani.

Actualmente Harotz Óptica cuenta con tres centros ubicados en C/Mayor, 12 de Tolosa, en C/ Secundino Esnaola, 22 y C/ Gregorio Ordoñez, 1 de San Sebastián. Hemos quedado con dos de los hermanos Herrero, Raimundo e Iñaki, para que nos cuenten la trayectoria de esta firma de establecimientos donde podrás encontrar la gama más completa de productos; combinan la última tecnología en lentes con las últimas tendencias en diseño de monturas de la mano de diferentes marcas de prestigio, tanto en gafas graduadas como de sol.

Redacción: Gemma Garbizu
Fotografía: Marian Etxebeste
Dirección y coordinación: Laura Manjarrés
Edición y postproducción: Filtro Creativo

Centro Harotz Óptica situado en el barrio de Amara.

Hola Raimundo ¿En vuestra familia era impensable no dedicarse a la óptica? Porque todos los hermanos os habéis especializado en este campo.

Pues la verdad es que lo hemos vivido desde pequeños, y debía de gustarnos mucho porque nunca nos planteamos otra cosa (Iñaki y Raimundo se miran divertidos). Somos la tercera generación de una familia dedicada al mundo de la salud visual. Nuestro abuelo, Ángel Herrero, fue uno de los pioneros de la óptica en San Sebastián en el año treinta y dos, le siguió nuestro padre y posteriormente nos hemos dedicado a esta especialidad los cinco hermanos.

¿Conocisteis a vuestro abuelo?

No lo conocimos. Él falleció bastante joven y, por esa triste circunstancia, nuestra abuela decidió traspasar el negocio a Ricardo Kaufmann, que por aquella época era representante de lentes oftálmicas y cuya familia tiene actualmente la óptica Ricardo. Nuestro padre había comenzado a trabajar muy joven con mi abuelo; cuando Ricardo compró la óptica pasó a trabajar con él.

Me imagino que en la época de tu abuelo no había estudios universitarios de óptica ni mucho menos.

En absoluto, nuestro abuelo fue aprendiendo a base de experiencia, al igual que posteriormente lo hizo nuestro padre. Cuando nuestro padre llevaba ya muchos años trabajando se creó un título oficial de anteojería, y a las personas que podían demostrar que tenían años de experiencia en este campo se les dio la oportunidad de acceder a unos exámenes para sacarse el título. Tenía ya cuarenta años cuando obtuvo el título, pero era un hombre muy inquieto y apasionado por su trabajo; continuamente iba a Bilbao y a Madrid para ampliar conocimientos.

Y sus hijos habéis heredado esa pasión por la óptica, ¿no Iñaki?

Así es, nosotros somos cinco hermanos y todos nos hemos dedicados a este sector en Gipuzkoa menos mi hermana Maite, que tiene una óptica en Valencia con su marido, ¡¡que también es óptico!! (se ríe).

Ahora me dirás que tu madre también tenía estudios de óptica…

Nuestra madre, Maite Echeverría, era modista y trabajó muchos años para Balenciaga; trabajaba en la segunda línea que creó este gran modisto: la línea Isa. Pero al casarse con mi padre dejó su trabajo y comenzó a ayudarlo en la óptica que ya teníamos en Tolosa.

¿Cómo surgió la óptica de Tolosa?

Ricardo Kaufmann decidió abrir una segunda óptica en esta localidad y le ofreció a nuestro padre ir como socio mientras él seguía al frente de la óptica en la calle Hernani. Nuestro padre tenía veintidós años y aún no se había casado. A los años Ricardo le traspasó la óptica de Tolosa y durante años siguió llamándose Óptica Ricardo, pero como ello creaba ciertas confusiones con el tiempo pasó a llamarse Óptica Harotz.

Centro Harotz Óptica situado en Tolosa.

¿A qué se debe ese nombre? Porque vosotros os apellidáis Herrero…

Nuestro padre tenía un amigo cura y de él fue la idea. Harotz es un nombre vasco que hace referencia al especialista en hierro y madera. Era un trabajo muy artesanal al igual que lo era la óptica por aquel entonces, le gustó el nombre y decidió ponérselo.

Centro Harotz Óptica de Gros.

Ahora, Iñaki, tenéis tres ópticas, dos en San Sebastián y una en Tolosa.

Efectivamente, yo estoy en la de Amara, Raimundo está en Tolosa con mi hermana Olatz, y en la de gros está Ana Abásolo, mi mujer, con mi cuñado Patxo Oribe que es el marido de mi hermana Ana que ya está jubilada.

Eloisa Patat en Harotz Óptica. 

Lo que habrá cambiado el sector desde tiempos de tu abuelo, ¿no Raimundo?

Creo que si nuestro abuelo levantara la cabeza se volvía a tumbar bien rápido. Antes si no eras un gran “manitas” no te podías dedicar a esto porque absolutamente todo se hacía a mano. La lente te la traían en bruto y había que marcarla, cortarla y encajarla en la montura. Las monturas se adquirían a representantes que venían con el maletín, en aquella época estaba la casa Indo y no había competencia como ahora: nuestro padre recuerda que el representante venía a la óptica con el chofer y le comprabas todo lo que tenía porque no había más.

¿Vosotros también sois manitas, Iñaki?

Debimos heredar sus genes (sonríen). Cuando yo acabé la carrera, ya existían las máquinas automáticas que cortaban las lentes pero mi padre no me dejaba utilizarlas: “cuando sepas dominar la técnica a mano, podrás hacerlo a máquina”, me decía, y es algo que agradezco, porque actualmente hay ciertas cosas que solo se pueden hacer a mano: nosotros tenemos taller en las tres ópticas pero cada vez es menos habitual tener taller propio. Raimundo también es un artista con las manos, no hay arreglo que se le resista.

Hoy nos ha salido un día radiante y el equipo de Harotz Óptica no se ha podido resistir a dar un paseo. Nos volvemos a juntar en la Zurriola con Eloisa Patat para que nos enseñe las últimas novedades en gafas de sol. ¿Las vemos?

Gafas de sol Prada 08V de Harotz Óptica.

La vista es el sentido más importante que tenemos, ¿la cuidamos como deberíamos?

La verdad es que en general no. Una buena visión te brinda sin duda calidad de vida pero tendemos a descuidar nuestros ojos, y ello nos puede acarrear serios problemas de salud ocular sin darnos cuenta.

¿Sin darnos cuenta?

Uno de los problemas más serios que podemos padecer a nivel de visión es la hipertensión ocular, un problema que si no se trata puede causar glaucoma y la pérdida permanente de la visión en algunas personas. Pero la persona que lo padece no se percata de ello, ya que este síntoma no es doloroso; se puede pensar que se está perdiendo visión por otros motivos.

Gafas de sol Prada 08V de Harotz Óptica.

Entonces es muy importante hacernos una revisión en este sentido.

Sin duda. Para saber el nivel de presión intraocular los especialistas utilizamos un instrumento llamado tonómetro que mide la tensión de fluidos que hay en el interior del ojo. Es muy recomendable hacer una revisión de este tipo en un optometrista ya que si nos percatamos de alguna anomalía enviamos al cliente al oftalmólogo; si se coge a tiempo se puede solucionar con medicación logrando que evolucione mucho más lentamente.

Gafas de sol Gucci 0164S de Harotz Óptica.

Las tecnologías aplicadas a productos como las lentes de contacto están experimentando una evolución imparable. He leído que las lentes de los próximos años podrán incluso prevenir enfermedades.

El campo de las lentes de contacto, conocidas coloquialmente como lentillas, ha evolucionado muchísimo. Ahora ya tenemos lentes de contacto para afrontar las patologías más variadas: miopía, presbicia o vista cansada, astigmatismo o varias alteraciones a la vez. Antiguamente las lentes duras estaban realizadas en materiales como el polimetacrilato, que no son permeables al oxígeno y causaban problemas a la córnea. Ahora las lentillas, sean duras o blandas son totalmente permeables; han salido materiales revolucionarios como el plástico flexible, el hidrogel o la silicona que mantienen un nivel de humedad y oxigenación adecuados a la vez que se adaptan perfectamente a la forma del ojo.

Gafas de sol Bolon 7036 de Harotz Óptica.

¿Se venden más las lentes de contacto que las gafas?

Las gafas se siguen vendiendo más, aunque el mercado de las lentes de contacto aumenta progresivamente. Las tecnologías aplicadas a las lentes de las gafas también evolucionan continuamente en base a las nuevas necesidades y estilos de vida, ya que en cuarenta años hemos pasado de estar mucho tiempo en el campo y en la calle a pasarnos horas frente a un ordenador o un móvil, y la exposición permanente a este tipo de luces azules deteriora mucho la vista. Existen lentes como la Eyezen de Varilux para aliviar la fatiga visual frente a este tipo de dispositivos y preservar la salud del ojo.

Gafas de sol Bolon 7052 de Harotz Óptica.

Hablando de Varilux, vosotros estáis acreditados como especialistas de esta gran marca.

Así es, somos uno de los pocos centros “Varilux Especialistas” en Donostia, disponiendo de todos los equipos para adaptar al cliente los progresivos de última generación. Varilux lanzó la primera lente progresiva hace cuarenta años, y no ha parado de evolucionar. Actualmente tiene productos como Visioffice2 que consigue la medición más precisa posible para los progresivos. Como Centro Especialista, nuestro personal se somete a formación continua de la mano de Varilux, lo que nos permite estar a la vanguardia en novedades.

Gafas de sol Escada A66S de Harotz Óptica.

Pero vuestra extensa gama de gafas graduadas también se compone de otras marcas.

Trabajamos con varias firmas como Hoya, Zeiss y Essilor, cuya marca es Varilux. Cada firma tiene su especialidad en determinados productos, y entre todas nos ofrecen lo mejor del mercado para nuestros clientes.

Imagino que el mundo de las monturas también ofrece continuas novedades en diseños y materiales.

Sin duda, un ejemplo son las gafas de titanio ultraligeras; hay firmas como Lindberg que son grandes referentes en este tipo de monturas. Sus gafas tienen un diseño excepcional que ha sido reconocido mediante setenta y siete premios a nivel internacional. Están fabricadas en titanio de alta calidad extremadamente ligero y flexible a la vez que resistente. La firma Silhouette también ofrece magníficos diseños en monturas ultraligeras, y su sistema Style-Shades permite convertir una gafa graduada en una gafa de sol con una protección del cien por cien frente a los rayos UV y una altísima protección frente a la luz azul.

Gafas de sol Gucci 0163S de Harotz Óptica.

Volviendo a la salud visual, Raimundo, ¿hasta qué punto es importante que las gafas incorporen tratamientos antirreflejantes?

Opino que no debería haber gafas que no llevaran ese tratamiento, pero hoy por hoy es algo que se ofrece de forma opcional. Estos tratamientos logran eliminar las luces parásitas y hacen que la visión sea más limpia.

Hablando de rayos UV, ¿hay muchos problemas en los ojos por exceso de exposición a la luz del sol?

Muchos, y una de las causas de estos problemas son las gafas de sol de mala calidad. Las pupilas se contraen frente a la luz solar. Si una gafa de sol es de mala calidad no filtra los rayos ultravioleta. Sin embargo, con estas gafas, la pupila al tener una lente oscura delante no se contrae para protegerse ya que no nota la potencia del sol. ¿Qué ocurre? Que está recibiendo una gran cantidad de luz ultravioleta dañina; por ello es mejor no usar gafas de sol que utilizar unas gafas de mala calidad.

Gafas de sol Gucci 0351S de Harotz Óptica.

Hablando de gafas de sol, ¿qué estilo de monturas marcan las actuales tendencias?

Este año los diseñadores han vuelto a dar rienda suelta a su imaginación y han presentado novedades de lo más interesantes. En general siguen predominando las monturas grandes en colores neutros y cálidos, pero modelos tan emblemáticos como la Aviator de Ray-ban, que lleva cincuenta años siendo uno de los protagonistas en los muestrarios, nunca pasa de moda. Marcas como Prada, Gucci, Ray-ban, Carolina Herrera o Tous conforman nuestra gama de diseños para todos los gustos y presupuestos. Y tenemos marcas como Mr. Boho, las gafas italianas de moda entre los jóvenes, con diferentes acabados de lentes de espejo.

Gafas de sol Mr. Boho modelo Hayes de Harotz Óptica.

Hemos visto que además apoyáis a marcas locales como Kaïa y Mauer.

Así es, contamos con la colección de gafas de madera que nacen en San Sebastián de la mano de la firma Mauer; están fabricadas a mano en este bonito material noble, siendo un gran exponente de la sostenibilidad. También tenemos a la firma de Zarautz Kaïa, con unos diseños muy originales y exclusivos fabricados con altos estándares de calidad.

También sois especialistas en gafas para condiciones de uso especiales…

Efectivamente, ofrecemos desde firmas como Serengeti con lentes fotocromáticas y polarizadas de alto rendimiento que cuidan los ojos de los conductores y pilotos en condiciones cambiantes, hasta lentes de seguridad para practicantes de tiro al plato, con un grado de nitidez total para conseguir máxima puntería.

¿Y para los deportistas? ¿Qué tipo de gafas son las más recomendables?

Una de las firmas referentes en este tipo de gafas es Adidas, que combina diseño y calidad de lente para ofrecer máxima protección y confort con el máximo campo de visión. Tiene una gran variedad de lentes con filtros solares específicos que se pueden intercambiar en una misma montura, de forma que con una misma gafa se puede ir afrontando diferentes condiciones de luz con máxima calidad de visión.

Gafas de sol Adidas a419 de Harotz Óptica.

Tecnología de lente, diseño de montura… ¿qué es lo más importante para que una gafa se adecúe perfectamente a cada persona?

Sin duda que la gafa apoye bien; de poco sirve invertir en unas buenas gafas si después se llevan mal colocadas. Ya sea una montura graduada o unas gafas de sol, un mal ajuste puede provocar imprecisiones en la visión y molestias en los puntos de apoyo. La experiencia te hace saber qué tipo de gafa le puede encajar bien a una persona nada más verle la cara, y eso es lo primero que se debe tener en cuenta.

Antes de despedirnos de este gran equipo, quieren hacer una mención a dos profesionales que no están hoy con ellos. Se trata de Lourdes San Sebastián y Ana Jesús Peñagaricano, dos mujeres que llevan muchos años en Óptica Harotz y a las que quieren agradecer su apoyo.

¿Nos diréis qué gafas nos van mejor a nuestra fisonomía? Aunque particularmente ya hemos fichado las que nos encantan para este verano… ¡Hasta pronto!

¡Hasta la siguiente publicación! ¡Estad atentos!

¡Nos vemos!

No hay comentarios

Publicar un comentario