ARITZA MATÉ, ORTODONCIA E IMPLANTOLOGÍA AVANZADA

Cuando un profesional de la odontología ha conseguido crear un equipazo de 25 personas y es objeto de muchísimos comentarios favorables de sus pacientes, es que debe hacer las cosas bien en su trabajo. Bien no… muy bien. Éste es el caso de Aritza Maté, un simpático mondragonés que cuenta con dos clínicas dentales, una en Donostia-San Sebastián (Antonio Arzak, 1), y la otra en Vitoria-Gasteiz (Blas de Otero, 13).

Aritza es una persona muy cercana que sabe empatizar desde el minuto uno con las personas. Quizás por eso mantiene una relación tan cordial con sus pacientes. Él se declara un “enamorado” de su profesión, nos dice que con los años cada vez le gusta más… no sé hasta dónde llegará, porque mira que es difícil superar el grado de implicación que demuestra en su trabajo.

Un historial con más de 15.000 pacientes avalan su extensa trayectoria, y una implicación máxima con cada uno de los casos que trata cada día, refleja su forma de ser. Vamos a conocerle un poco más…

Entrevista: Gemma Garbizu
Fotografía: Fernando Cortés
Grabación de vídeo: Iñigo Salaberria
Coordinación y estilismos: Laura Manjarrés
Edición y postproducción: Filtro Creativo

MAKING OF

¿Eres dentista por vocación o por dedicación?

En mi caso sin duda por dedicación, y mejor no te cuento las horas que le dedico al día porque son muchísimas, pero soy feliz haciéndolo, me apasiona lo que hago, cada vez más. Yo tenía claro que quería estudiar una carrera de ciencias y dudé entre varias: veterinaria, física, odontología… justamente en esa época comenzaba la odontología como carrera universitaria (hasta entonces había que ser médico y especializarte en estomatología) así que me pareció una buena opción.

Cuando te refieres a tu profesión, mencionas mucho el concepto artesanal…

Así es, a priori la gente piensa en la odontología como una rama sanitaria, y por supuesto que hay que tener una buena formación para hacer un correcto diagnóstico, pero el carácter artesano de esta profesión es fundamental. Desde el empaste más simple hasta el implante más complicado conllevan una parte artística, y eso se perfecciona a base de muchísima dedicación, la mano se va haciendo conforme vas ensayando y es una habilidad que te aporta mucho pero también te exige mucho; ¡¡ me apasiona !!

¿Dónde estudiaste? Aunque conociéndote, creo que en tu caso la conjugación del verbo “estudiar” está siempre en “presente”.

Yo estudié la carrera en Bilbao, pero posteriormente me he ido especializando con diferentes masters en ortodoncia, implantología, periodoncia y prótesis estética. De hecho yo no paro nunca de estudiar, la formación continuada es imprescindible para ser bueno en esta rama donde todo evoluciona muy rápido.

Y cómo llegaste a formar un equipo de 25 profesionales… ¡¡ es admirable !!

Pues con mucho trabajo, esfuerzo y visión. Al terminar la carrera trabajé un tiempo en Logroño con unos dentistas, pero a los pocos años quise montar una consulta propia en Vitoria. Abrí un gabinete pequeño en un piso y fui especializándome en diferentes ramas de la odontología. Pronto me di cuenta de que yo solo no podía con todo, necesitaba rodearme de un buen equipo para ofrecer la calidad de servicio que yo buscaba. Así que poco a poco fui ampliando personal e infraestructura hasta contar en la actualidad con dos centros de odontología multidisciplinares.

Si tuvieses que elegir un valor diferencial de tus clínicas… ¿cuál sería?

Es difícil elegir pero yo creo que nos caracterizamos por nuestra orientación a una odontología estética de alta calidad. En mis comienzos yo también trabajaba con seguros pero enseguida vi que no podía incorporar materiales de máxima calidad porque las compañías marcaban los precios, y eso es incompatible con la excelencia en el servicio, que es lo que tratamos de ofrecer. Para el área de implantología avanzada, por ejemplo, trabajo con Straumann, una de las mejores firmas de implantes dentales sino la mejor, y colaboro también con excelentes protésicos ceramistas para la fabricación del diente. Esto, unido a la formación y experiencia, tanto mía como de mi equipo, garantiza los mejores resultados.

Los materiales, la formación… todo es esencial para un trabajo perfecto… pero nos imaginamos que la tecnología será primordial…

La tecnología nos aporta tantísimo que sería imposible estar al margen de ella. Todo evoluciona muy rápido y nos permite hacer cosas que hace años eran impensables en lo relativo a la comodidad del paciente, y a la precisión y la rapidez en los tratamientos. Son tantas las ventajas… desde las radiografías digitales que, además de emitir baja radiación, ofrecen una imagen de alta calidad, hasta la posibilidad de informatizarlo todo, imagínate 15.000 historiales de pacientes en carpetas… ¡¡ no tendríamos armarios !!

Hablando de historiales de pacientes, cuéntame en qué consiste Clinipad…

Es un software que tenemos incorporado que nos permite tener toda la información informatizada a través de un programa de gestión muy avanzado: historiales, tratamientos, citas, consentimientos de pacientes… absolutamente todo está registrado. Facilita mucho la comunicación con nuestros pacientes y pare ellos es más cómodo.

Volviendo a los tratamientos… háblame de la cirugía guiada, ¿en qué consiste?

Éste es otro claro ejemplo de que la tecnología aporta mucho en beneficio de la máxima precisión. Se trata de un importante avance que aplico a mis tratamientos de implantes. Resumiendo, me permite colocar de manera virtual los implantes de un paciente en el ordenador tras haber obtenido diferentes imágenes digitales de su maxilar. Posteriormente a través de la fabricación de una plantilla personalizada, puedo colocar los implantes con una exactitud absoluta, en la posición exacta, para conseguir una estética y una funcionalidad perfectas.

Otra especialidad muy importante que abordáis es la ortodoncia…

Efectivamente, hemos sido de los primeros aquí en ofrecer la técnica de la ortodoncia invisible. Llevamos muchos años tratando a nuestros pacientes con Invisalign, una excelente alternativa a la ortodoncia tradicional, más cómoda de llevar, muchísimo más estética y que garantiza magníficos resultados. Ahora bien, es una técnica que hay que saber dominar para que los resultados sean perfectos. De hecho, cuanto más complicado es el caso, más apostamos por tratarlo con ortodoncia invisible, los resultados son espectaculares. Y aparte de ser más estética, es más cómoda que los brackets tradicionales, que también aplicamos en algunos casos.

Maider y Laura nos muestran fotografías de los espectaculares resultados obtenidos con la ortodoncia invisible. Viendo el antes y el después uno se sorprende del nivel de perfección que se consigue, ¡¡ parece arte de magia !! Es lógico que las sonrisas de satisfacción de sus pacientes sean su mejor publicidad, ya no es en sí mismo el “boca a boca”, sino más bien la “sonrisa a sonrisa”

Y para los blanqueamientos tenéis la lámpara zoom, ¿en qué consiste?

Es una tecnología para el blanqueamiento dental mediante intensidad de luz. Antes el blanqueamiento se realizaba mediante líquidos blanqueantes y de hecho esta técnica se la puede seguir aplicando el paciente en su casa, pero la lámpara zoom puede conseguir en una sola sesión, o como mucho en dos, lo que se consigue en un mes en casa. Los resultados no siempre se pueden garantizar, pero en muchos casos son altamente efectivos y se logran blanqueamientos espectaculares.

Cuando el blanqueamiento no funciona están las carillas ¿no?

Efectivamente, nosotros ponemos muchísimas carillas y son idóneas para solucionar problemas estéticos de dientes amarillos o piezas dentales algo devastadas. Es una técnica muy delicada, hace falta mucha formación y habilidad para realizarla de forma adecuada, pero los resultados, si se hace bien, son muy satisfactorios.

Leire es protésico e higienista dental.

Jennifer y Elena atienden la recepción de pacientes y gestionan la apretada agenda de Aritza Maté.

Me imagino que serán tratamientos algo costosos…

No te diré que no, abogamos por una odontología de mucha calidad, pero damos facilidades de pago a nuestros pacientes, por supuesto.

Para hacer el diagnóstico y el seguimiento más preciso de cada caso sacaréis muchas fotos a vuestros pacientes, ¿por eso tenéis este estudio fotográfico tan magnífico?

Para tratar cada caso con máximo acierto es fundamental tener unas buenas imágenes digitales del paciente, y por eso le damos mucha importancia. El llamado “diseño de la sonrisa” requiere de un estudio muy completo, no solo de la boca de cada persona, también de su rostro y de sus facciones para lograr que esa sonrisa, además de quedar muy bonita, armonice con el conjunto de su rostro. El resultado afecta al conjunto de la expresión y es fundamental tenerlo en cuenta.

Viendo los resultados conseguidos en las fotos que realizáis en vuestro estudio fotográfico… podríais también dedicaros a la fotografía, son perfectas para un perfil en las redes sociales…

Claro que sí, (Aritza sonríe una vez más) se las llevan de recuerdo… y nosotros encantados de verles felices.

Y ya que estamos… en vuestras redes sociales se ven muchos comentarios favorables de vuestros clientes…

Una de las cosas que más me llena en mi profesión es la relación tan buena que tenemos con nuestros pacientes, creo que muchos de ellos valoran la calidad que les ofrecemos, pero sobre todo el trato que reciben, y eso debo agradecérselo a mi equipo, son personas fantásticas a la hora de hacer que el paciente se sienta a gusto con nosotros.

Se ve que sois un equipo muy integrado…

Pasamos muchas horas juntos, de otra manera no podría ser. Todos los días comemos juntos y la verdad es que tenemos una relación muy buena. Gracias a ellos, y a su profesionalidad, yo me puedo centrar en mi trabajo y dar lo mejor de mí. Si te digo la verdad, aunque llevo veintidós años trabajando, te puedo decir que han sido en estos ocho últimos años cuando me he sentido plenamente satisfecho, y en eso tiene mucho que ver la gran labor de los profesionales que me rodean.

Además de contar con unas amplias y acogedores instalaciones, la simpatía del equipo hace que te sientas como en casa… Todo suma para que la calidad del servicio sea de 10.

En tu equipo tienes hasta protésicos… ¿pero este trabajo no se encarga fuera?

Sí claro, las prótesis dentales las encargamos a un laboratorio externo, pero el hecho de tener protésicos en mi equipo me ayuda a la hora de lograr una óptima preparación de los moldes, en el estudio del desarrollo de la boca… También somos varios odontólogos, higienistas, ortodoncistas, y personal de recepción y de gestión. Tengo la suerte de tener un gran equipo que se involucra al máximo.

Y hablando de equipo, ¿qué es Dental Medical Group?

Es algo que empezó como un grupo de amigos y que ahora cuenta con 20 centros asociados en España. Veían que la odontología estaba cambiando y se estaba convirtiendo en algo más individual y puramente comercial. Su filosofía, por el contrario, es la creer en la fuerza del grupo, aunando esfuerzos y compartiendo conocimientos para avanzar hacia una odontología seria y de calidad en beneficio de todos: de los profesionales que pertenecemos al grupo, de la sociedad, y, por supuesto, de mis pacientes.

Aritza con su hijo Lucas, hoy toca revisión.

¿Desconectas en algún momento?

Pues la verdad es que dedico muchísimas horas a mi profesión porque es algo que me apasiona. Aunque eso sí, procuro todas las noches cenar con mi mujer y mis tres hijos, que me aguantan (risas). Soy muy deportista y lo practico siempre que puedo cada semana, aunque no todo el que quisiera. Me gusta ir a correr al monte un día por semana y ahora me he propuesto empezar en algún gimnasio.

¿Pero qué deporte es el que más practicas?

Sin duda, en invierno, el esquí, casi todos los fines de semana procuro ir con mi familia a esquiar. Ahí no tengo más remedio que desconectar y claro que disfruto muchísimo, aunque te confieso…

Sorpréndenos…

… que como estoy acostumbrado a madrugar mucho para ir temprano a la clínica a estudiar casos antes de abrir la consulta, cuando estoy en la nieve también madrugo para adelantar algo de trabajo antes de subir a pistas. Mis amigos piensan que estoy un poco loco (risas)… pero qué le voy a hacer, es algo con lo que disfruto mucho…

La verdad es que he conocido pocas personas que se apasionen tanto hablando de su trabajo como Aritza. Creo que podría estar horas hablando de ello y no se cansaría. Lo vive en cuerpo y alma…

Muchas gracias Aritza, nos vamos con las mejores sonrisas…

ARITZA MATÉ

¡Hasta la siguiente publicación! ¡Estad atentos!

¡Nos vemos!

Etiquetas:
No hay comentarios

Publicar un comentario