SUNDAY ATELIER

Sí, lo sabemos… el título de nuestra publicación de hoy es muy largo, pero os diremos que está completamente justificado y que no sobra ninguno de los nombres participantes en esta publicación de hoy tan especial. Todos merecen ser nombrados en voz alta, lo vais a comprobar en el magnífico resultado del reportaje de hoy.

Para empezar, todo gira alrededor de Sunday Atelier, la empresa de eventos especializada en bodas fundada por Virginia Errekalde, una “planner”, o diseñadora de eventos, con un exquisito gusto que consigue que tu boda sea… eso precisamente… ¡tu boda!… la que tú deseas… romántica, campestre, íntima, sofisticada, original, divertida…, no una boda más, sino una boda especial que os haga sentiros felices y únicos, tanto a vosotros como pareja como a todos vuestros invitados.

A Virginia le vestimos con prendas de Vuelve Marcela, que con solo un año recién cumplido es toda una referencia de exclusividad en el panorama donostiarra de la moda, y que tal y como recita en su web encontrarás… “prendas y marcas exclusivas escogidas con mimo y cariño para hacerte sonreír, brillar y marcar tu paso al andar”.

Para completar los estilismos contamos con la magnífica selección de zapatos de Ainhoa Etxeberria – The Shoe Boutique, los increíbles y exclusivos diseños de joyas de Casa Munoa, los preciosos motivos florales de Endanea Garden y la profesionalidad y estupenda labor de peluquería y maquillaje de Marta G Estilismo. Todo un equipo de colaboradores de lujo para en un entorno mágico y con historia, como es el Palacio Murguía… allí nos vamos!!!, rumbo a Astigarraga, con nuestras mejores galas!!!

Nota: los enlaces web y los precios de los colaboradores los encontrarás al final de la entrevista.

Palacio de Murguía en Astigarraga
Palacio de Murguía en Astigarraga
Palacio de Murguía en Astigarraga

Hola Virginia!!!, danos algún dato sobre ti para situarnos…

Soy una eibarresa afincada en Donostia desde hace 7 años. Me considero una persona positiva y entusiasta, me involucro al máximo en cada uno de mis proyectos, me gustan las cosas bien hechas y siempre me han atraído el arte, la estética y el diseño.

Por otro lado, mis inquietudes también giran en torno a la naturaleza y al medio ambiente. La naturaleza, los paseos por el monte y las manualidades son mis principales válvulas de escape.

Virginia Rekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, joyas de Casa Munoa y Botines de Ainhoa Etxeberria - The Shoe Boutique
Detalle de joya de Casa Munoa.

¿Cómo ha sido tu trayectoria hasta llegar a ser lo que eres?

Mi sueño siempre fue estudiar Bellas Artes, sin embargo mi pasión por la naturaleza me inclinó a estudiar Ciencias Ambientales. Me especialicé más en la rama empresarial, en temas ambientales de divulgación, asesoramiento y formación de empresas. Comprendía también temas de organización de eventos y de comunicación, como por ejemplo la edición de revistas sobre temas de medio ambiente empresariales. Estuve bastantes años trabajando en ésto hasta que me quedé embarazada y tuve que hacer una pausa en mi carrera profesional.

¿Qué hiciste en esa pausa? ¿Te dedicaste por completo a tu niña?

En un principio sí, pero a medida que iba criando a mi hija Andrea, se fueron despertando las inquietudes creativas que, en cierta medida, había abandonado. Sentí la necesidad de quitarme esa espinita, pero como no me veía estudiando una carrera, ni me sentía con fuerzas para hacerlo a distancia, descubrí un camino a seguir en el diseño gráfico. Así que me lancé tras mi sueño creativo, completando la formación de un módulo superior de 2 años de duración.

Con mi parte creativa ya encaminada y mi consolidada faceta organizativa derivada de mi experiencia profesional, me sentí con mucha fuerza para ir a por todas… ya nada me podía parar.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela y joyas de Casa Munoa.
Detalle de joya de Casa Munoa.
Detalle de joya de Casa Munoa.

¿Cuáles fueros tus primeros pasos? ¿Cómo te diste a conocer?

En el año 2010 me presenté al concurso de carteles de la 45 edición del Jazzaldi. Diseñé un cartel colorido con piezas de plastilina que luego fotografié. Lo realicé por placer, con mucha ilusión, pero sin abrigar demasiadas esperanzas ante la gran participación que hubo. Pero resulta que finalmente lo gané, y por si fuera poco, Heineken España me llamó y me propuso realizar toda la imagen del festival. Esto fue… ¡¡EL SUMUN!!… pensar en un todo, en la imagen global de un evento, darle forma y sentido en cada uno de sus acontecimientos y soportes de comunicación… fue una experiencia increíble… pensé que esto era lo mío, descubrí que me quería dedicar a la organización y diseño de eventos porque reunía mis dos grandes facetas… pero…

… no nos lo digas, 2010, la crisis hizo acto de presencia…

… lamentablemente sí…  la imagen, la publicidad y los eventos son las partidas presupuestarias de empresas y administraciones que primero sufren los recortes. Esto me obligó a buscar otro tipo de clientela y me centré en los eventos de particulares, en especial… las bodas.

Empecé en el 2013 con la boda de mi prima y poco a poco, a través del boca-oreja, me fueron encargando más bodas hasta convertirme en lo que hoy se suele denominar como una “wedding planner”, aunque yo prefiero utilizar el término diseñadora de eventos.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela y joyas de Casa Munoa.
Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela y joyas de Casa Munoa.

¿Qué es lo que aporta una “wedding planner” o diseñadora de eventos a una boda?

Todo!!!… es el portavoz de la pareja para todo lo que tenga que ver con un evento tan especial como su propia boda. Antes, la organización de una boda era sota, caballo y rey. Ahora, la gran mayoría de parejas quieren que su boda no se rija por el modelo estándar, que lo ven como algo caduco, carente de personalidad y que no conecta con su propia forma de sentir. Quieren que el evento sea especial, personalizado, que transcurra en lugares que inspiren y transmitan felicidad, a ellos y a sus invitados…

Organizar bodas personalizadas, diferentes, que cada una no sea igual a la anterior, ni a la siguiente… hará falta un gran despliegue de creatividad y de organización, y además mantener una comunicación muy estrecha con la pareja de novios ¿no?

Pues sí, requiere de una estudiada planificación, una rigurosa organización, contar con los mejores proveedores, disponer de las mejores localizaciones, saber ajustar los presupuestos y priorizar las partidas necesarias…

Con los novios, efectivamente, hay que mantener una estrecha colaboración, principalmente en la toma de decisiones. Me gusta hablar con ellos, que me cuenten cuáles son sus gustos, cómo se conocieron, anécdotas significativas, si tienen algún lugar especial… cualquier información me viene bien. Les atiendo y ayudo en todo lo que necesiten.

Detalle de joya de Casa Munoa.
Detalle de joya de Casa Munoa.

Y tu empresa, Sunday Atelier, ¿cómo consigue siempre ese gran objetivo tan especial?

Generalmente, las parejas, ante el gran cúmulo de decisiones que hay que tomar para su boda, se sienten desbordadas, y es ahí donde entra Sunday Atelier. Tenemos establecidas una serie de pautas en las que, siguiéndolas paso a paso, la pareja se siente guiada y asesorada hasta definir claramente las necesidades para su boda. Sunday Atelier te ayuda a pensar… qué quieres, cómo lo quieres y cuándo lo quieres. Hallamos la idea creativa que lo moverá todo y nos ponemos en contacto con los proveedores y los equipos necesarios para que todo funcione.

Con vuestra ayuda la pareja puede con todo ¿no?

Esa es la idea, que la pareja pueda disfrutar de su boda sin quebraderos de cabeza. Volcamos todo nuestro conocimiento y experiencia en el diseño del evento, creando y montando piezas personalizadas, ofreciendo un amplio abanico de propuestas que siempre tienen como eje principal a la pareja protagonista… sus experiencias, sus gustos, sus sueños… en definitiva, todo lo que pueda hacerles más felices.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela y joyas de Casa Munoa.
Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela y joyas de Casa Munoa.

¿Y qué es lo que generalmente tenéis que conseguir o realizar?

Pues de todo, desde la búsqueda o creación de ese detalle único y especial que significa mucho para la pareja, hasta el vestido, el traje, el maquillaje, la peluquería, las invitaciones, la localización, la carpa, la iluminación, la música, la fotografía, el catering, el menú… todo, o gran parte, puede ser personalizable, si es este el deseo de la pareja. Y todo esto lo conseguimos trabajando con mucho mimo, con mucha dedicación y con amor por las cosas bellas e inspiradoras.

¿Cuál es para ti el proceso más difícil?

Para mí, es el momento de la creación, de dar con la idea, puede ser algo caótico e imprevisible. Es necesario tomarse el tiempo necesario para que el resultado sea bueno. Una vez tengas la idea, los demás pasos siguen su curso natural.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, corona de Endanea Garden y joyas de Casa Munoa.
Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, corona de Endanea Garden y joyas de Casa Munoa.

Además de bodas, ¿Sunday Atelier ofrece otro tipo de servicios?

Sí, claro!!, diseñamos y construimos piezas y detalles decorativos para tu casa, tu oficina o tu comercio… escaparatismo, lettering, luces, vinilos, cartelería… Siempre hecho a mano. Es la esencia de Sunday Atelier. Me gusta reciclar y restaurar cosas viejas, darles un nuevo uso es una de mis pasiones.

¿Cuánto tiempo de antelación es necesario para ir preparando una boda personalizada?

Es la pregunta del millón, pero te diré que cuanto antes mejor, en cuanto se tenga la decisión tomada. Un año de antelación es lo ideal para trabajar con tiempo y dedicación, y para buscar las mejores ofertas.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, corona floral de Endanea Garden y joyas de Casa Munoa.
Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, joyas de Casa Munoa y calzado Ainhoa Etxeberría - The Shoe Boutique.

Y una vez definida y aprobada la idea principal ¿cuánto tiempo te lleva su ejecución?

Pongamos 8 meses aproximadamente para ofrecer un servicio integral. Al final son muchas cosas, muchos detalles. Hay bodas más sencillas y otras más complejas. Son muchos los elementos que hay que coordinar, idear y dar forma: invitación, el estilo del vestido, del traje, flores, colores, fotógrafo, catering, lugar, detalles para invitados, música, DJ… Todo tiene que tener un mismo hilo conductor. Es importante tomarse su tiempo para que todo eso fluya en un mismo sentido. Que nada esté fuera de lugar.

Cuando os solicitan los servicios de Sunday Atelier, ¿vienen con una idea clara de lo que quieren?

Hay de todo, novias que vienen con las ideas muy claras y te detallan lo que quieren, y novias que no lo tienen nada claro y les tienes que guiar y ofrecer opciones hasta llegar a concretar el estilo del evento. Se me ha dado el caso de una novia muy tímida que no quería ser el centro de atención, que quería sentirse cómoda. Organizamos una boda en su casa, al aire libre, buscamos un vestido muy ligero… en función de esa idea principal los diseñadores prepararon los bocetos acordes con el planteamiento.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, joyas de Casa Munoa y calzado Ainhoa Etxeberría - The Shoe Boutique.
Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, joyas de Casa Munoa y calzado Ainhoa Etxeberría - The Shoe Boutique.

Sobre todo hablas de novias, ¿son las que más se pronuncian a la hora de definir una boda? ¿los novios se sitúan al margen?

Tradicionalmente siempre han sido las mujeres las que han llevado la voz cantante en este tipo de eventos, si no era la novia, era la madre o las hermanas. Pero los novios, y me refiero a los chicos, cada vez tienen más que decir y lo dicen sin reparo incluso en muchas ocasiones con mayor implicación que muchas mujeres. Lo ideal es que participen y se impliquen los dos en completa colaboración.

¿Existen tendencias en organización de bodas?

No es algo que me preocupe. No me fijo en las tendencias, me fijo en la pareja y en lo que ellos quieren. Yo trabajo para los novios. Para que su día sea su gran día. Pero sí te puedo decir que cada vez se solicitan más bodas al aire libre, en espacios abiertos, en vez de en un restaurante cerrado.

Detalle de joya de Casa Munoa.
Detalle de joya de Casa Munoa.

¿Qué ocurre si has organizado una boda en un espacio abierto y la previsión meteorológica anuncian mal tiempo para ese fin de semana?

Siempre trabajamos con un plan A y un plan B. Intentamos que salga el plan A pero si el clima no lo permite, siempre dejamos listo el plan B, con interiores o carpas disponibles.

¿Qué es necesario para ser una buena “planner” de eventos?

Lo primero es saber escuchar, saber que quieren y poder plasmarlo en una idea. Hay que tener buen gusto, nociones de diseño, saber trabajar en equipo y coordinarlos, organizar los tiempos, saber priorizar qué va primero y qué va después, para que todo fluya.

Virginia Rekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, cinturón floral de Endanea Garden joyas de Casa Munoa y Botines de Ainhoa Etxeberria - The Shoe Boutique
Botines de Ainhoa Etxeberria - The Shoe Boutique.

Si tuvieras que elegir alguna de las bodas que has organizado, ¿cuál elegirías?

Si tuviera que elegir… la respuesta no sería fácil, cada una ha supuesto un nuevo reto. He aportado mi granito de arena en cada boda y de cada boda he aprendido algo nuevo. Me quedo con todas, todas han contribuido en el camino hasta llegar a ser lo que somos, todas forman parte de Sunday Atelier.

Todo el reportaje lo hemos realizado en el Palacio Murguía, en Astigarraga, ¿cuál es la relación de Sunday Atelier con este palacio?

Actualmente soy la directora de bodas y eventos del Palacio Murguía. Es un proyecto que ha empezado hace poco con expectativas de largo recorrido. Queremos darlo a conocer no solo enfocado al mundo de las bodas sino a cualquier otro tipo de proyectos o eventos… para empresas, para presentaciones de marca, para eventos de moda, para fiestas… se ofrece la posibilidad de alquilar el Palacio para lo que la gente demande.

Es un proyecto muy apasionante y muy interesante. He puesto toda la carne en el asador porque me parece un lugar especial, un espacio con magia, un entorno con raíces y con historia.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, cinturón floral de Endanea Garden y joyas de Casa Munoa.
Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, cinturón floral de Endanea Garden y joyas de Casa Munoa.
Detalle de joya de Casa Munoa.
Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, cinturón floral de Endanea Garden y joyas de Casa Munoa.
Detalle de joya de Casa Munoa.

¿Con qué te quedas al finalizar cada evento?

Es un trabajo que requiere de muchas horas de dedicación, en la que se establece una relación estrecha con mucha gente, la pareja de novios principalmente, pero también con los proveedores, que va ganando en intensidad a medida que se va acercando el gran día. Va a sonar a tópico, pero me quedo con la satisfacción del trabajo bien hecho, con la gratitud y la amistad de todos los participantes y colaboradores y con la alegría de haber contribuido a la felicidad de todos los asistentes… después, los siguientes días me dejo llevar por la calma y la relajación, tratando de recargarme para afrontar el siguiente evento con más ilusión y con nuevas ideas.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela y corona de flores de Endanea Garden.
Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, corona de flores de Endanea Garden y zapatos de Ainhoa Etxeberria - The Shoe Boutique.
Detalle de joya de Casa Munoa.
Detalle de joya de Casa Munoa.
Zapatos de Ainhoa Etxeberria - The Shoe Boutique, corona floral de Endanea Garden y joyas Munoa.

¿Qué te ha parecido la experiencia Muselines?

Ha sido una gozada, el trabajo y la dedicación que hay detrás. Hemos empatizado mucho y nos hemos entendido a la perfección. No hay más que ver el resultado, ha habido mucha conexión y me he sentido como en casa.

En mi día a día visto con ropa cómoda e informal, con zapato cómodo, porque ando mucho, y me recojo el pelo con una práctica coleta de caballo, así que contar con cada uno de vuestros colaboradores ha sido todo un lujo.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, joyas de Casa Munoa y calzado Ainhoa Etxeberría - The Shoe Boutique.
Detalle de joya de Casa Munoa.
Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, joyas de Casa Munoa y calzado Ainhoa Etxeberría - The Shoe Boutique.

Y ellos, nuestros colaboradores para tu reportaje, ¿qué te han parecido?

Vuelve Marcela ha sido un auténtico descubrimiento, el vestirme con la elegancia y la comodidad de sus prendas, con ese toque especial de acontecimiento o de fiesta. La zapatería de Ainhoa Etxeberria ha sido todo un hallazgo porque me resulta difícil encontrar calzado bonito y atractivo de mi talla. Además tienen un diseño moderno, actual, cómodo y una relación calidad precio estupenda. Las joyas de Claudio Munoa son maravillosas y espectaculares, no hay palabras, ha sido un gustazo llevarlas puestas por un momento. Los motivos florales de Endanea Garden han aportado ese toque precioso de color y romanticismo. Y por último, la peluquería y el maquillaje de Marta G Estilismo… ¿qué te puedo decir? me he visto súper favorecida.

Virginia Errekalde posando para Muselines con vestido de Vuelve Marcela, joyas de Casa Munoa y calzado Ainhoa Etxeberría - The Shoe Boutique.
Detalle de joya de Casa Munoa.
Detalle de joya de Casa Munoa.
Sandalias de plataforma de Ainhoa Etxeberria - The Shoe Boutique.

¿Cómo desconectas de tu trabajo?

Como este trabajo es muy estacional y me exige mucha dedicación, en temporada de bodas no tengo mucho tiempo para desconectar. La otra mitad del año puedo permitirme organizarme mejor y disponer de más tiempo libre. Procuro estar con mi familia y si podemos nos escapamos a Pirineos. Estar al aire libre en conexión con la naturaleza es lo que más nos gusta.

¡¡¡Gracias Virginia!!! Ha sido un placer charlar contigo, ojalá nos inviten a alguna boda organizada por Sunday Atelier.

¡¡¡Hasta la próxima!!!

Precios de referencia

VUELVE MARCELA

Look 01:
• Mono color rubí: 115 €
• Abrigo color fresa: 185 €

Look 02:
• Vestido negro con chispitas: 102,6 €
• Abrigo faux verde: 240 €

Look 03:
• Vestido rosa encaje Glinda: 110 €

Look 04:
• Vestido largo azul Sophia: 110 €

AINHOA ETXEBERRIA – The Shoe Boutique

Listado en orden de aparición.

• Botín negro tacón dorado: 179 €
• Bota alta pelo: 275 €
• Salón azulón: 179 €
• Botín serpiente: 159 €
• Sandalia terciopelo con pedrería: 230 €

JOYERÍA CASA MUNOA

Listado en orden de aparición. Todas la gemas naturales. Precios PVP IVA incluido salvo error en la transcripción.

• Sortija centro gran turmalina rosa talla cabujón, orla 3 quilates de diamantes talla rosa: 6.700 €
• Pendientes oro amarillo 18k dibujo espiral: 1.650 €

• Pendientes clip con 6 hojas de brillantes, llevan aparte dos pares de colgantes desmontables con amatista o malaquita (no ilustrados): 5.200€
• Pulsera rígida con dos clips desmontables de diamantes talla brillante y platino: 20.000 €

• Pendientes de platino cuajados de diamantes talla brillante 7,25 quilates: 17.665 €
• Sortija de platino, centro aguamarina talla esmeralda, a los lados 6 diamantes talla marquise: 2.750 €

• Pendientes de oro amarillo con 4 turmalinas facetadas de diferentes colores: 2.050 €
• Sortija de oro amarillo, centro peridoto talla oval, orla de diamantes blancos y verdes: 2.800 €

• Collar de hilo rígido de oro blanco: 765 €
• Colgante de platino con perla perilla de los Mares del Sur adornada con diamantes talla brillante: 2.900 €
• Sortija solitario de platino con un diamante talla brillante antigua 2,95 quilates: 6.500 €

• Collar largo o sautoir en oro amarillo 18k, onix, ojo de tigre y perlas akoya: 3.060 €

• Cadena larga maciza de oro 18k tipo cordón barroco: 10.275 €
• Colgante borlón de oro amarillo 18k, lapislázuli y cristal de roca: 1.650 €
• Pulsera con 4 grandes cabujones de lapislázuli en oro amarillo 18k: 9.500€

ENDANEA GARDEN

Listado en orden de aparición.

• Diadema: 35 €
• Cinturón flores: 70 €
• Corona flores: 55 €

Hasta la siguiente publicación!! Os iremos avisando!!

Estad atentos!! Nos vemos!!!

2 Comentarios
  • sara valdaliso
    Publicado el 17:39h, 24 octubre Responder

    imponente todo!
    Hace tiempo no veía un reportaje tan delicado y a su vez con tanta personalidad.
    Sara

  • NEKANE ALTUNA ARISTRAIN
    Publicado el 11:58h, 24 octubre Responder

    Qué preciosidad! Cada vez más bonitos e interesantes vuestros reportajes. Indicaré a Olentzero que acepto cualquier chuchería de Casa Joyería Munoa para Navidad.

Publicar un comentario