NOVENTA GRADOS

Calle Mayor 3, Donostia-San Sebastián

Category
Moda
Etiquetas
noventa grados
About This Project

Nuestro espacio abrió sus puertas en agosto de 2005, convirtiéndose en el sueño hecho realidad de su fundador, Marcial Muñoz, veterano estilista y propietario de uno de los salones de peluquería más importantes de la ciudad. De hecho, en su local de la calle Bergara estuvo trabajando durante más de diez años, y anteriormente lo hizo en Metro, su primera peluquería en San Sebastían, en las galerías comerciales de la calle Arrasate.

Apasionado de su profesión y de la búsqueda constante de nuevos estímulos para una clientela cada vez más exigente, a principios de los 2000, Marcial fue dándole cuerpo a su idea de ofrecer diferentes tipos de productos y servicios en un único espacio, todo ello bajo un mismo concepto de vanguardia en las tendencias y exquisitez en la calidad. Una oferta totalmente novedosa para San Sebastián, y que tomaba como referencia espacios icónicos de otras ciudades, como, por ejemplo, 10 Corso Como en Milán o Colette en París.

 

Noventa Grados consta de dos plantas. Una se sitúa a pie de calle, y la otra está en la planta baja del local. En ellas conviven ropa, calzado, joyas, accesorios, cosmética, perfumería, peluquería, maquillaje y arte. Desde los seis grandes ventanales que nos sirven de escaparate -así como de “zonas abiertas” a lo que ocurre en la calle-, se ve el interior del espacio. En la planta 0 conviven el salón de peluquería y la zona de maquillaje con las secciones de joyas, accesorios, perfumería y cosmética. Además, también se puede echar un vistazo a las últimas novedades en ropa expuestas en un espectacular dispositivo móvil, proyectado por Xavi Rovira de liquidDocs, y en una larga fila de prendas que cuelgan de una estructura de madera maciza.

En los amplios peldaños dispuestos a modo de grada, al lado de las escaleras que dan a la planta baja, se exponen bolsos y zapatos. En el espacio que ocupa la zona inferior se presentan las colecciones de ropa, calzado, bolsos y otros accesorios. Es aquí donde también se encuentran los probadores.

 

Uno de los pilares fundamentales de la filosofía de Noventa Grados es la búsqueda constante para una clientela cada vez más exigente, conocedora de las tendencias más nuevas y ávida de marcar la diferencia. Por ello, cada temporada renovamos nuestra oferta, añadiendo a las casas habituales con las que trabajamos nuevas propuestas que están pegando fuerte en el mercado internacional.