LA PERLA, YOGA EN AGUA DE MAR

Redacción: Gemma Garbizu
Fotografía: Marian Etxebeste
Dirección y coordinación: Laura Manjarrés
Edición y postproducción: Filtro Creativo

El mar y el yoga son dos mundos que tienen mucho en común; ambos contienen grandes beneficios para la relajación de nuestro cuerpo y de nuestra mente. Pocas experiencias son tan relajantes como sentarse a la orilla del mar y escuchar el mágico sonido de las olas… o como conectar con tu propia respiración y tomar conciencia de todo tu ser haciendo que el tiempo se detenga en una sesión de Yoga.… Y si ya unimos ambas experiencias, ¡el resultado es espectacular! Hace unos días lo pude comprobar en carne propia en el centro de Talasoterapia La Perla, y lo que experimenté es difícil transmitirlo con palabras: realmente maravilloso.

Fredy Gil, director deportivo de La Perla y Raúl Moreno, profesor de Yoga.

En la La Perla Centro Talaso-Sport, ubicada en San Sebastián, puedes disfrutar del único centro de Europa que te ofrece la práctica del Yoga en agua de mar. Sus instalaciones están ubicadas en un enclave único y ya de por sí relajante: la bahía de La Concha, una de las más hermosas del mundo. Aquí se ofrecen dos medios para practicar Yoga: en tierra y en agua de mar. Ambas especialidades siguen el método de la prestigiosa escuela Sadhana, todo un referente que lleva ya muchos años estando presente en varias ciudades del país así como en Italia, Francia y Suiza; esta escuela cuenta con más de dos mil enseñantes activos y lleva treinta y seis años formando a profesores.

En La Perla hemos conocido a Raúl Moreno, el profesional que imparte esta práctica; basta escucharle cómo siente el yoga y cómo lo transmite para que ya entres en un estado de relax; es tanta la paz que refleja… Raúl nos cuenta que su modalidad de clases se basa en el Hatha Yoga y su objetivo es amoldar su práctica a las circunstancias de cada persona a fin de que cada un@ pueda sentir sus grandes beneficios en su vida diaria. Opina que no vale de nada tener los mejores conocimientos si no sabes llegar a la gente.

La intención del Yoga es llevar a las personas a “detenerse”, a regalarse su tiempo para conectar con uno mismo que es algo que cada vez nos cuesta más. Tendemos a poner el piloto automático cada día, y cuando llega la noche y nos tumbamos en la cama en ese momento deberíamos preguntarnos: ¿cuántos momentos de reflexión hemos tenido? ¿qué conciencia hemos tomado de nuestra respiración? La práctica del Yoga Mar, al igual que el Yoga Tierra, trata de enseñar a las personas a tomar conciencia a través del cuerpo para posteriormente tomar conciencia a través de la mente. Raúl trata de enseñar ese camino de aprendizaje a sus alumnos, y disfruta mucho viendo la bonita evolución que va mostrando cada persona.

El yoga acuático de La Perla es el único de Europa que se practica en agua de mar pura. El próximo 2 de abril comenzará el nuevo curso; son grupos reducidos para que los alumnos puedan experimentar sus beneficios en un ambiente tranquilo. El agua de mar se encuentra a treinta y tres grados de temperatura; un agua cristalina que “arropa tu cuerpo” produciendo en tu mente una sensación de bienestar difícil de explicar con palabras. Fredy Gil, el director deportivo de La Perla, nos comenta que el mejor filtro que existe del agua es la arena, y este centro cuenta con unos pozos a ocho metros de profundidad en la playa desde donde el agua de mar es conducida a un gran depósito para ser distribuida a las diferentes piscinas.

Fredy nos explica que este centro, por su privilegiada ubicación, cuenta con un valor único: los beneficios del mar para la salud y el bienestar. Por ello, tratan de aplicar sus grandes propiedades a las diferentes prácticas deportivas tales como el aquafitness, y a modalidades como la iniciación acuática para bebes y niños, donde el agua de mar ofrece grandes beneficios frente a problemas de mucosidad o para reforzar el sistema inmune.

Dada la vida un tanto acelerada que llevamos, cada vez más gente se siente atraída por la práctica del Yoga. Por este motivo, el pasado mes de abril dieron luz a este bonito proyecto de Yoga Mar y tras un año de actividad están muy contentos por su excelente acogida. En estas instalaciones, con semejantes vistas, se dan unas condiciones inmejorables para la práctica del yoga acuático; ya simplemente mirar al mar desde aquí te relaja.

Raúl Moreno nos cuenta que si el Yoga Tierra invita a parar, el Yoga Mar “directamente te para” (sonríe)… y lo hace de una forma realmente agradable. En este agua, por su temperatura y su densidad, experimentas una maravillosa sensación de estar “arropad@”, invitando a la interiorización más placentera con esa maravillosa sensación que suele comentar algún alumno… La del “regreso” al vientre materno. El medio acuático te lleva a conectar con tu propio líquido y esa sensación de fluidez externa la empiezas a conectar internamente con movimientos más armónicos y profundos. Las articulaciones se mueven de una forma más sencilla en un medio ingrávido que ayuda a mejorar y controlar la respiración mientras la piel absorbe los oligoelementos del agua de mar y se nutre de sus propiedades.

Para Raúl, respirar correctamente es esencial porque ello mismo nos sana; nuestro combustible principal no es el alimento, sino la respiración, y la práctica del yoga trata de eliminar esas tensiones que nos impiden respirar adecuadamente. Hay personas que combinan ambos tipos de yoga, en tierra y en mar; cada uno tiene sus particularidades y sensaciones diferentes, y por eso en este centro se ofrecen ambos.

Las clases de Yoga se pueden hacer de forma individual pero también puede ser una buena opción practicarlas en familia, regalándonos ese tiempo de conexión entre padres e hijos. Hablando de regalos, Raúl nos comenta que para él la posibilidad de trabajar en el agua ha sido un auténtico regalo; le ha permitido conectar con partes de su ser que de otra forma es difícil, y brindar a sus alumnos la posibilidad de descubrir cosas realmente interesantes.

Fredy Gil, el director deportivo de La Perla, señala que para comenzar estas clases no tienes que tener experiencia en la práctica del Yoga; el trabajo se realiza de una forma personal y es muy adecuado para todo tipo de público. Para personas que padecen dolencias de artrosis o lumbalgia, o cuyo sobrepeso limita su movilidad, el medio acuático es muy adecuado.

Añade que para los deportistas el yoga también es una práctica muy recomendable, porque disciplinas como estas logran que conectes mejor con tu mente… y ello sin duda repercute positivamente en un mejor rendimiento deportivo.

Etiquetas:
No hay comentarios

Publicar un comentario