CONVENT GARDEN

Hace ya tres años que Convent Garden abrió sus puertas en San Sebastián, brindando a los donostiarras y a visitantes de todas las nacionalidades y culturas, un genuino concepto multiespacio con una filosofía muy especial. ¿A qué se debe su nombre?

Anteriormente, este lugar fue el convento de las monjas reparadoras, por ello “Convent” le va que ni pintado. Ciertamente, su nombre tiene también influencias del que está considerado como el barrio más alegre de Londres, aunque este hecho hace que mucha gente lo siga llamando erróneamente “Covent Garden” en lugar de “Convent Garden”.

¿Cuántos momentos puede haber a lo largo de un día? … ¿y de cuántos planes se puede disfrutar en veinticuatro horas? Desayunar por la mañana, picotear algo mientras ves un taller artístico o un mercadillo, cenar en una atmósfera diferente a lo habitual, organizar una fiesta de cumpleaños… ¿escuchar un concierto en una antigua cripta? Es indudable que cada momento tiene su espacio… y todos los momentos tienen su espacio en Convent Garden.

Ubicado en C/ Manterola 15, y también con otra entrada por la calle Easo 20, Convent Garden nos ha conquistado por esa magia tan particular que lo define. Hoy vamos a recorrerlo; nos adentraremos en su Pation, su Azotea, su Salón y su Cripta… Es increíble lo que puede dar de sí un antiguo convento cuando la imaginación de un grupo de emprendedores es capaz de convertirlo en un espacio tan característico y tan gratamente sorprendente. ¡Vamos allá!

Entrevista: Gemma Garbizu
Fotografía: Angie LunaMarian Etxebeste
Coordinación: Laura Manjarrés
Edición y postproducción: Filtro Creativo

Anders e Ioritz nos abren las puertas para mostrarnos los múltiples espacios de los que dispone Convent Garden.

Comenzamos el reportaje disfrutando de un aperitivo en Pation, una bonita terraza que invita a cambiar el chip… A dejarse abrazar por el relax y la tranquilidad. Protegida por esas paredes de piedra que antiguamente albergaron el convento, descubrimos una zona de mesas, sillas y plantas verdes donde se puede disfrutar de un picoteo o una comida ligera en plan informal. Puede darte la sensación de encontrarte en una especie de oasis en el centro de la ciudad, alejado del ruido. Aquí nos espera Anders Denne para hablarnos de este espacio.

¿Qué tipo de comida ofrecéis en esta terraza, Anders?

En Pation ofrecemos una comida natural y saludable. Tenemos distintas variedades de ensaladas, de Bowls… y también se pueden tomar Wraps de pollo así como Panzerotti o diferentes platos para picar: guacamole con nachos, ensaladilla rusa…

¿En invierno también se puede estar confortable en esta terraza?

Vamos a comenzar a abrirla también en invierno, durante el fin de semana, siempre que el tiempo acompañe. Tenemos unos grandes toldos con los que podemos cubrir el espacio, y contamos con unos calefactores diferentes a los convencionales que, además de proyectar una luz muy acogedora en el ambiente, distribuyen el calor de una forma muy uniforme por todo el recinto.

Pation es un espacio multiartístico, ¿no? También suelen organizarse conciertos, talleres y mercadillos… Como decís en vuestro Facebook, este es un espacio abierto para vivir y disfrutar de la cultura.

Efectivamente, la filosofía de Convent Garden es la de poder dar proyección a las iniciativas culturales en sus diferentes expresiones, y que el público que acude a tomar algo en nuestra terraza pueda disfrutar de ellas. Por esta razón solemos organizar conciertos acústicos, talleres de artesanía, de dibujo y de pintura, espectáculos de teatro… Todo en Pation se puede disfrutar de forma gratuita.

Hablando de espectáculos, habéis traído hasta mentalistas… y algunos domingos hay espectáculo de baile…

La actuación del mentalista fue increíble, hay que verlo para creerlo, y en algunas ocasiones hemos organizado actuaciones de Lindy hop; la gente suele degustar vermús mientras lo disfrutan.

¿Hasta qué hora está abierto Pation?

Los viernes y los sábados se puede tomar copas hasta las doce de la noche. Este lugar también es perfecto para un plan “after beach”, y te puedes relajar con amigos mientras picoteas y tomas unas cañas o pruebas nuestros cócteles a la vez que disfrutas del sol y la música.

Me imagino que también vendrá un público muy internacional…

Sin duda, y es muy gratificante observar cómo en este espacio se entablan relaciones, amistades… Hay viajeros y turistas que vienen a esta terraza, se sientan en una mesa y empiezan a hablar con el de la mesa de al lado… y terminan yendo juntos a tomar pintxos a la Parte Vieja. Entre estas paredes de piedra hay historias muy bonitas.

Cambiamos de escenario y subimos a Azotea, un tranquilo espacio de desconexión en el centro de Donostia donde se pueden organizar todo tipo de celebraciones, convirtiendo una celebración familiar, una reunión con amigos, o un evento empresarial en un momento inolvidable. En este espacio los atardeceres son realmente especiales: la tranquilidad y las vistas cautivan. Hablamos con Lorena Fernández, la responsable de eventos de Convent Garden.

Dime Lorena, Azotea es un espacio para organizar eventos privados, ¿qué tipo de eventos son?

Organizamos celebraciones de todo tipo: prebodas, postbodas… Incluso hemos tenido clientes que tras casarse han venido aquí a celebrar su boda con sus invitados. También solemos organizar conciertos y todo tipo de eventos empresariales.

¿Os podéis encargar de todos los detalles?

Por supuesto. No nos limitamos a alquilar el espacio, sino que podemos organizar hasta el más mínimo detalle: catering, música, decoración… Son eventos personalizados al máximo. Podemos encargarnos de toda la logística alquilando los materiales, la música, efectos de iluminación, diferentes espectáculos de animación… Nuestro equipo lleva muchos años trabajando en el sector de eventos, y nos respalda mucha experiencia en este tipo de organizaciones para crear experiencias auténticas.

Háblame del catering… ¿Lo preparáis aquí?

Así es, todo el catering lo preparamos en nuestras propias instalaciones. Tenemos una oferta de siete pintxos fríos, siete calientes y cuatro postres para elegir, pudiendo personalizar el menú para cada ocasión. Tenemos opciones muy diferentes: desde la clásica gilda hasta un ravioli de txangurro con crema de coliflor, desde tacos de cochinita pibil hasta panes bao, o una vela de queso brie… y con ricos postres como la torrija o el goxua como broche final. Disponemos de una cocina a veinte metros, por lo que todo se sirve en su punto exacto de temperatura y sabor.

¿En qué momentos del día se celebran aquí los eventos?

En Azotea se pueden organizar celebraciones al mediodía y al atardecer, hasta las diez y media de la noche. Posteriormente ofrecemos varias alternativas para continuar la velada: se puede ir al restaurante, en caso de que en Azotea solo se haya tomado un cóctel o un pequeño aperitivo, o también a Cripta, donde la fiesta continúa con copas, música y baile.

¿Y en invierno no se pasa frío?

No. Tenemos toldos y calefacción para crear una temperatura muy agradable. La gente suele estar muy a gusto.

Es curioso… Azotea era el antiguo tenderete de las monjas y de hecho en algunas vigas se pueden adivinar las muescas de donde colgaban las cuerdas para la ropa. En otra zona de esta terraza se puede ver en lo alto lo que fue el campanario del convento… Si alguien se concentra y se pone a imaginar, puede que hasta escuche cierto repique de campanas. También hay bancos y plantas que ya estaban cuando esto era un convento, confiriendo al espacio un alma muy original.

Dejamos Azotea para dirigirnos a Salón, donde se puede degustar una gran variedad de platos internacionales al mejor precio. En su carta encontrarás una apuesta culinaria que mezcla sabores de distintas culturas sin olvidar el toque vasco. Ibon Mainar es el responsable de restauración.

Vemos que tenéis dos comedores, con mesas de diferentes capacidades, ¿no, Ibon?

Efectivamente, tenemos dos comedores con dos estilos diferentes: uno era antiguamente la sala de enseñanza de las monjas y hemos conservado parte de su esencia; el otro comedor está más enfocado a grupos y lo vamos a reformar próximamente. También tenemos dos comedores privados para seis personas.

¿Y cuál es vuestra oferta gastronómica?

Apostamos por una cocina con mucho cariño; son recetas muy ricas y variadas que aplican técnicas de preparación locales a una variedad de especialidades de cocina internacional. La tempura de verduras de temporada, las gyozas de rabo de toro, el tataki de atún con crema de pimientos, el magret o el risotto son algunas de nuestras sugerencias.

Tendréis un gran equipo de cocina detrás…

Tenemos a grandes cocineros que han estado en grande restaurantes. Nuestro jefe de cocina, Jorge, ha trabajado en restaurantes con estrella Michelin. Iñaki ha estado anteriormente en restaurantes como La Cuchara de San Telmo y Bordaberri, y es un experto de los guisos y las reducciones. Silvia es italiana y aporta grandes sugerencias…

Vamos finalizando el reportaje bajando a Cripta, que se ha convertido en uno de los lugares más emblemáticos de Donostia. Al caer la noche, en este singular espacio se puede disfrutar de los conciertos más punteros y de la mejor fiesta nocturna.

En Cripta se dan cita artistas locales, nacionales e internacionales, consagrados y noveles, grupos y cantautores… Todos los cantantes y los estilos más variados tienen cabida en sus conciertos. Pero también se puede disfrutar como una discoteca donde poder bailar y tomar copas hasta las cuatro de la madrugada.

A este lugar se accede por Easo 20, y creo que es muy difícil imaginar lo que vas a encontrarte aquí. Seguro que muchas personas se sorprenden, ¿no, Anders?

Cuando entramos en este edificio, nos enamoramos de la cripta; tenía tanta personalidad y carácter que podía convertirse en un lugar fascinante para organizar conciertos, por ello quisimos preservar su carácter al máximo. Cripta tiene muchos detalles decorativos que conservan ese look eclesiástico de la época del convento. La piedra gris de las paredes contrarresta con una hilera de coloridas vidrieras, y en una de las paredes siguen estando los “exconfesionarios” y el órgano, dando un carácter de lo más original y característico al recinto. Hemos elevado la zona del escenario donde antes estaba el altar, y hemos insonorizado el espacio para que pueda cumplir su función como sala de conciertos.

Cripta sorprende por una interesante mezcla de piezas que le confiere un sabor muy particular: hay sillas que se trajeron del restaurante Txomin cuando cerró, taburetes que vinieron del Casino Kursaal al hacer obra, y butacas y lámparas que se trajeron del Hotel Maria Cristina cuando hicieron su reforma.

También organizáis muchos conciertos en colaboración con la promotora Get In…

Así es, se programan bastantes conciertos. Y también organizamos teatros en colaboración con Node, que son productores de teatro y de diferentes disciplinas culturales. Así mismo podemos reservar el espacio para eventos privados de particulares.

¿Tenéis públicos diferentes en Convent Garden?

Tenemos públicos de edades muy diversas pero con un espíritu joven; que tienen curiosidad por las cosas distintas. Es un público muy variado y eso le da gran riqueza a este sitio, se llena de vida. El arquitecto que ha realizado el proyecto de transformación del Convent Garden, Luis Renedo, tiene ese espíritu. Y creo que el espíritu joven no entiende de edades; es una forma de ser, de sentir y de interactuar con lo que te rodea.

Hablando del concepto “joven”, este edificio no es precisamente joven.

Este edificio se construyó en 1903, pero cuando lo alquilamos descubrimos que había unos muros de carga que tenían toda la pinta de ser más antiguos. La zona donde está Pation es más moderna, ya que el Juzgado lo utilizó durante algunos años como oficinas provisionales.

La verdad es que Convent Garden tiene una fuerte personalidad que a nadie deja indiferente; por algo se ha convertido en todo un referente muy solicitado para disfrutar de multitud de planes en nuestra ciudad.

¡Hasta la siguiente publicación! ¡Estad atentos!

¡Nos vemos!

Etiquetas:
No hay comentarios

Publicar un comentario