BRUNO HAIR SALON

Redacción: Gemma Garbizu
Fotografía: Marian Etxebeste
Dirección y coordinación: Laura Manjarrés
Edición y postproducción: Filtro Creativo

Nacido en la localidad brasileña de Natal, Bruno Virginio siempre se ha sentido atraído por el arte de esculpir el pelo. Ya a los ocho años de edad, este gran profesional de la peluquería sabía dibujar peinados en su cuaderno con verdadero arte, y hasta sorprendía con sus patronajes de moda. ¿Sería porque heredó la virtud de su padre que era dibujante? Sin embargo, en su país se dedicó a la enseñanza de educación infantil… su familia pensaba que eso de cortar el pelo no era algo serio.

Bruno lleva veintidós años viviendo en nuestro país; aquí venía de vacaciones y se quedó por amor, porque quería estar junto a su pareja, el donostiarra José Manuel Monge. Y aquí, en San Sebastián, pudo cumplir su sueño: estudiar peluquería… Desde entonces no ha dejado de perfeccionar esa depurada técnica que le caracteriza a la hora de jugar con los volúmenes del cabello de sus clientes impregnándolos de una fuerte personalidad.

Cuando Bruno aterrizó en San Sebastián, se dedicó a estudiar peluquería en varias academias, pero a los seis meses de comenzar sus estudios ya le dieron la oportunidad de comenzar a cortar profesionalmente; y es que sabía realizar con maestría un corte de pelo a un hombre, y afirma que cortar con arte un pelo masculino es mucho más difícil que a una mujer porque no puedes jugar con el volumen; “hay que conseguir una forma de cabeza bonita”. Por ello, sus profesores ya contaban con él para cortar el pelo a clientes; estaban asombrados de sus buenas dotes.

Antes de abrir su propio salón de peluquería, Bruno Virginio trabajó en varios establecimientos de Lasarte y San Sebastián, en firmas como Jean Louis David, pero fue en la reconocida peluquería donostiarra Maria Jesús Echeverría donde se consagró profesionalmente dedicando trece años de su trayectoria profesional en este prestigioso establecimiento que ya cerró sus puertas en junio de 2016. Para Bruno fueron años inolvidables, donde aprendió muchísimo de su profesión y demostró ese espíritu emprendedor que tiene; puso en marcha una “galería artística” dentro de la propia peluquería, un proyecto que le “regaló” grandes satisfacciones.

Bruno siempre pensó en tener algún día su propio negocio. Cuando Maria Jesús Echeverría decidió finalizar su etapa profesional, encontró el impulso que necesitaba para animarse a hacer realidad su sueño. Maria Jesús Echeverría fue una de las personas que más le animó, así que en Septiembre de 2017 abrió las puertas de su salón de peluquería Bruno Hair Salon.

En esta bonita peluquería, ubicada en la calle Echaide, local 6, Bruno ha querido continuar con su filosofía de tratar el cabello de la forma más natural posible, con productos cien por cien naturales que les hagan recobrar vida. Tras año y medio al frente de su negocio, este peluquero está muy contento de cómo se está desarrollando su nueva andadura. Muchos de sus clientes le conocen de hace años, de cuando les atendía en las anteriores peluquerías, y han querido seguir confiándole su cabello. Para Bruno todos son sus clientes Premium, ofreciendo una excelencia en el servicio cuyos magníficos comentarios recibidos agradece enormemente.

Nada más entrar en Bruno Hair Salon, percibes un ambiente de lo más agradable. Se trata de un bonito espacio de decoración minimalista que José Manuel, pareja de Virginio y profesional del marketing y la comunicación en su empresa Brancussi, se ha encargado de decorar. Encontramos bonitos muebles entre los que destacan diseños locales de la firma STUA, premio nacional de diseño 2008, y detalles que se agradecen como un rico café a media mañana o una copa de cava en días señalados. Todo ello conforma la filosofía de este establecimiento de mimar cada detalle.

Bruno es un enamorado de los barros naturales; opina que no hay nada mejor que los barros, cien por cien naturales, traídos de La India y de Marruecos para reavivar el cabello y que recobre vida. Los tintes químicos penetran en el bulbo capilar, lo saturan, lo dañan y terminan encrespando el cabello. Por el contrario, los barros crean una capa protectora en las fibras capilares logrando una coloración muy natural y brillante con una paleta de colores maravillosos que se eliminan de forma gradual, evitando los feos efectos de las raíces que crecen. Preciosos rubios de veinte gamas diferentes, atractivos marrones chocolates, rojizos… Bruno lleva muchos años haciendo pruebas con sus barros y está convencido de su efectividad a la hora de reavivar el cabello.

Bruno Virginio complementa sus barros con una amplia gama de productos de la firma “La Biosthetique”, firme defensora de los productos naturales para el cuidado del cabello. De esta firma cuentan con tintes para aquellos clientes que los prefieren a los barros, si bien tienen un grado de amoniaco mucho menor que los tintes tradicionales a la vez que aportan excelentes vitaminas y nutrientes al cabello.

Bruno cuenta con un buen equipo que le respalda: dos técnicas expertas en color, y una ayudante para cortar y peinar. En cuanto a su horario abren todos los días de diez de la mañana a siete de la tarde y los sábados de nueve de la mañana a dos del mediodía.

Sus clientes son en su mayoría mujeres, pero también son muchos los hombres que confían en sus artísticas manos dominando unas tijeras y un cepillo. También peinan a novias y, cuando le preguntamos qué tipo de tendencias se llevan, nos contesta que los estilos han cambiado; ahora se tiende a llevar peinados más naturales y no tan armados como melenas al aire pero bien trabajadas. Ahora bien, el estilo de la novia, el vestido, su corte… todos los detalles deben tenerse en cuenta para acertar con el peinado y que la novia se sienta radiante, pero sin olvidar algo esencial: que siga siendo ella misma.

Etiquetas:
2 Comentarios
  • María apellaniz
    Publicado el 23:55h, 14 marzo Responder

    El trato es inmejorable, lo recomiendo sin duda alguna……y las manos de Bruno son mágicas, recomendado al 100%100

    • muselines
      Publicado el 07:56h, 15 marzo Responder

      Gracias María por tu comentario!!! 😀

Publicar un comentario