ALEX UBAGO

TRANSIT & BELLEROSE & AUZMENDI & ÓPTICA ZURRIOLA

Álex Ubago hace música pop. Pop para todos los públicos. Pop mainstream. Crea estribillos inflados de romanticismo con el objetivo de que se peguen en nuestra cabeza y estén dando vueltas sin parar. Si escuchas un par de veces “Míranos”, su último éxito, lo entenderás. A mí me ha pasado. El pop tiene mucho que ver con este tipo de cosas.

Aunque para algunos haya estado fuera de juego, lo cierto es que no ha parado de sacar discos. En América Latina arrasan sus historias de amor desbocadas y emociones a flor de piel: su nuevo trabajo, Canciones impuntuales, está logrando millones de escuchas en los canales de streaming. Álex Ubago tiene ahora 36 años, familia y niños. Es feliz. Pero vuelve a lo que mejor se le da: a las baladas desgarradoras, a la épica del (des)amor. La entrevista tiene lugar en plena polémica sobre la monumental pitada a Enrique Iglesias en su concierto del Sardinero.

Álex Ubago viste ropa de Auzmendi -avenida de la Libertad, 30-, Bellerose -calle Getaria, 20- y Transit -calle Hernani, 6-. Para las gafas, hemos vuelto a confiar en la Óptica Zurriola del Kursaal.

Entrevista: Jon Pagola
Fotografía: Fernando Cortés
Coordinación y estilismos: Laura Manjarrés
Grabación vídeo: Nerea Herrero
Edición y postproducción: Filtro Creativo

MAKING OF

¿Qué harías si terminas un concierto y un estadio entero acaba increpándote?

No lo sé. Es muy raro todo lo que pasó. No estuvimos allí y no sé exactamente qué ocurrió, pero sé cómo me sentiría yo. Me pasaría unos cuantos días jodidos.

Lo peor es que seguimos presos de este odio intenso, míranos qué ha sido de nosotros dos, excombatientes del amor´. “Míranos” podía haber sido escrita para tu primer disco, desamor en estado puro.

Estoy de acuerdo. “Míranos” se podría meter en el mismo saco que “Sin miedo a nada”. Totalmente. Aunque a lo largo de mi carrera el desamor ha sido una constante, en este disco hay muchas canciones que captan la esencia de aquellas canciones.

Empezamos en la cafetería Gogoko Goxuak (Andia Kalea, 11, 20004 Donostia, Gipuzkoa)

Como “Entre tu boca y la mía”…

Sí y no. En realidad, es una canción que estaba destinada a ser una bachata. Es la más latina de mi repertorio. La compuse para otro artista, pero al final me la quedé para mi disco. Saldrá una versión nueva en modo bachata, porque al final no lo arreglamos con este estilo

¿No se ha dicho todo ya sobre el amor y el desamor? ¿Por qué crees que sigue calando? Solo en Spotify “Míranos” y “Entre tú boca y la mía” tienen más de 12 millones de reproducciones.

Fíjate si en la historia de la música hay canciones de amor y desamor… Yo creo que cuando escribes una historia con honestidad y te sale desde el corazón conectas con la gente. No es más que eso.

Gafa color mostaza cristales redondos “Lana” de Óptica Zurriola

Mikel Erentxun suele decir que es mejor ahora que cuando estaba en Duncan Dhu. ¿Compras este discurso? ¿Eres mejor que hace 15 años?

Yo creo que sí. Gracias al aprendizaje de estos 15 o 16 años que llevo en la música me defiendo mejor con la guitarra y con el piano, he ganado en seguridad… Ahora bien, hay una cosa que nunca recuperaré, que es la frescura de los primeros discos. Eso es algo que se lo oí decir a Bono, de U2. Pero también sé que si tuviera que enfrentarme ahora a aquellas primeras canciones, lo haría mucho mejor.

¿Qué piensas cuando te acuerdas del boom de Qué pides tú?

Tenemos para unas cuantas cervezas (ríe). Me vienen recuerdos maravillosos. Fueron años en los que viví un auténtico sueño. Firmé con Dro, que era un sello que trabajaba con grupos de rock. Editaron 8.000 copias del disco y al final vendió millón y medio. Es un antes y un después en mi vida.

¿Por qué crees que tuviste tanto éxito? ¿Ayudó el tirón comercial que tenía el pop donostiarra?

Puede que sí. En aquella época (2001) entraba muy bien ese tipo de canción, de pop romántico, la figura de un cantautor joven… No lo sé. Muchas veces pienso qué pasaría si saliese ahora con una canción como “Sin miedo a nada”. Supongo que el éxito se debe a una suma de factores. Cuando te pasa algo así se tienen que alinear los planetas… Es algo que, probablemente, no se repetirá, también por la situación actual de la industria discográfica.

Todo el mundo decía entonces que eras un chico muy normal. De hecho, es el estereotipo que se ha quedado: Álex Ubago, un chico normal de Donostia.

Creo que la traducción de eso es que no eres un divo, sino una persona sencilla y humilde. A la gente le sorprende conocer a alguien famoso al que le puedas hablar de tú a tú.

Pantalón azul pata de gallo y jersey azul de Bellerose

Recuerdo que en un reportaje de TVE ibas al antiguo Snooker a jugar al billar, donde está ahora el Dabadaba.

Antes del Snooker iba mucho al Dóver, en la calle Loiola, y al Stroke, que es donde empecé a jugar al billar. Entre los 14 y 19 años jugaba muchísimo. No vivía de ello, porque no era profesional, pero me sacaba un sobresueldo. Fui campeón de Euskadi y subcampeón de España de una modalidad concreta. Es uno de mis grandes hobbies.

Me han dicho que te pregunte por qué haces tantas canciones tristes.

No lo sé, me salen así. Se me da mejor escribir este tipo de canciones de desamor que canciones para bailar o canciones alegres.

¿No crees que tiene que ver con la típica melancolía donostiarra? Le pasa a otros músicos de aquí.

Es probable. Yo he hecho otro tipo de canciones, pero las que se han hecho más conocidas son las baladas de desamor.

Camiseta y pantalón vaquero “Dsquared” de Auzmendi

Gafa color mostaza cristales redondos “Lana” de Óptica Zurriola

Me gustaría que me dijeras si te gusta esta letra: `Llegará el día que podamos celebrarlo / Estar para siempre juntos, para nunca separarnos´.

(Se lo piensa) Suena a boda, ¿no? Me gusta. ¿De quién es?

De Los Planetas. Sois como polos opuestos del pop español, pero esta letra no está tan lejos de alguna de las tuyas.

Si en un concurso de TV te leen esa letra y tuvieras que acertar quién la escribió entre varias opciones, tal vez sea más probable que la relacionen más conmigo que con Los Planetas (ríe). Mi mujer es súper fan de Los Planetas. Es una paradoja de mi matrimonio.

¿Cuáles son tus grupos favoritos? He leído que a Luis Fonsi le gustan Stevie WonderMarc AnthonyMichael Jackson y Luis Miguel y he pensado que son grupos que a ti también te podían encajar.

Michael Jackson y Stevie Wonder me gustan mucho, pero como artistas que me han marcado mencionaría en primer lugar a los Beatles, que mi padre era súper fan y tenía todos los vinilos.

¿Los Beatles de la primera época o la más experimental?

Me quedo con la primera época. Otros que me han marcado en mi niñez, entre muchos otros, han sido Brian Adams, Elton John, John Denver y Crowded Hose. También tuve una época en la que me gustaba el heavy.

¿En serio?

Bueno, no era heavy heavy. Eran cosas como AC/DC, Metallica y cosas así. Típico momento chavalín que te da por el rock. Fui a un concierto de Pantera y todo. Para el primer disco estaba muy enganchado a cantautores tipo Ismael Serrano, que me marcó mil, Antonio Vega, Enrique Urquijo, Alejandro Sanz, Mikel Erentxun… A día de hoy me gustan mucho Ed Sheeran y John Mayer.

En la cafetería-restaurante Bokado. (Plaza Jaques Cousteau, 1 • 20003 Donostia-San Sebastián)

Camiseta algodón gris de Transit.

¿Cómo surgió la colaboración con Luis Fonsi? No sé si lo sabes, pero es la única canción del disco que está capada en Spotify.

Sí, ya lo sé. Luis está con Universal y yo con Warner y, al no ser la misma discográfica, nos limitaron el uso de esa colaboración. En Spotify no está, pero sí la puedes encontrar en el formato físico y en iTunes. “Cuenta conmigo” la grabamos el verano pasado, antes del pelotazo de “Despacito”. Tenemos una muy buena amiga en común que hizo un poco de nexo entre nosotros dos. Le escribí un e-mail, le mandé la canción y le encantó. Fue así de fácil.

Me interesa que me cuentes un poco cómo es trabajar en una gran discográfica. En tu caso, ¿eres el que elige los singles o eso es cosa de Warner? ¿Cómo es uno de libre en una multinacional?

Oyes de todo, pero en mi caso he tenido mucha libertad para todo. Nunca me he sentido manejado. Si hay un tira y afloja se produce de una manera sana, nunca a malas. Tengo una relación muy estrecha y familiar con Warner y Get In. ¿A la hora de elegir el single? Sí cuentan mucho con mi decisión, aunque creo que la decisión final la toman ellos.

Camiseta algodón gris Transit. Gafa metálica cristal redondo “Kaleos” de Óptica Zurriola.

¿Es cierto que en la época de Aviones de Cristal (2006) tu manager te dijo que para romper tu sequía creativa debías cortar con tu novia?

(Ríe). Sí, eso es verídico, aunque por supuesto Iñigo Argomaniz (mi mánager) lo dijo en broma! Era un momento complicado, de crisis creativa y mucha presión. Había terminado la gira del segundo disco y no estaba contento con las canciones que estaba componiendo. Se lo comente a Iñigo y me dijo: “¡Tú lo que necesitas es que te deje la novia!”.

¿Esos fueron los peores años de tu carrera?

No sé si los peores, porque estaba viviendo una época increíble. Pero sí fue un momento duro en lo personal, debido a una ruptura sentimental. Por suerte, me cuesta encontrar momentos malos en mi vida. Soy una persona muy afortunada. He tenido mucha suerte.

Camiseta algodón gris de Transit. Gafa montura negra y metal “Lana” de Óptica Zurriola.

Estás felizmente casado, tienes una familia y te está yendo muy bien. Rompes el cliché de que hay que estar deprimido para hacer baladas de amor y triunfar.

Al final es cuestión de trabajo, relajarte y expresar sentimientos que no tienen por qué estar basados en experiencias vitales. En este último disco hay canciones que no hablan de mí. Por eso el disco se llama Canciones impuntuales: son historias que llegan fuera de su momento, historias de desamor que no están relacionadas con mi vida actual.

Camiseta algodón gris de Transit. Gafa pasta gris cristal redondo “Soya” de Óptica Zurriola.

Visto desde fuera, el redescubrimiento de Latinoamérica parece que os ha dado vida a muchos músicos españoles. El idilio es total.

En mi caso, hay un trabajo de muchos años en América. Warner decidió editar mi primer disco allí después del éxito en España y me recorrí todos los países dándome a conocer. Con el segundo y el tercero igual. He estado pico y pala todos estos años y no he dejado de ir a América. Tengo un mercado muy importante allí.

¿Tienes más fans en Latinoamérica que en España?

Probablemente, sí. Eso lo veo en mis redes sociales. Cerca del 70 por ciento de mis seguidores de Facebook son latinoamericanos. Pero también me encanta tocar en España, donde siempre me han dado mucho cariño.

Cazadora piel y camiseta algodón gris de Transit.

¿Te tomas con deportividad los haters que pululan por las redes sociales o es algo que te afecta?

Me lo tomo con humor, la verdad. ¡Qué remedio! Hace tiempo que no me pasa, pero en Twitter, que lo llevo personalmente, empecé a responder a varios haters de muy buen rollo, en plan cachondeo, y me fue súper bien. Los propios haters se lo tomaron muy bien.

¿Cómo es tu vida en Donostia? ¿Te paran por la calle y esas cosas?

Aquí es de los sitios donde menos me paran. La gente es muy respetuosa con los artistas, no es nada invasiva. Te mira y te saluda, pero poco más. Si no estoy trabajando y tengo tiempo libre, hago una vida muy normal. Estoy con mi familia, me levanto con mis hijos y los llevo al colegio, hago la compra con mi mujer, voy al gimnasio, corro por la playa…

Bomber reversible de Bellerose.

Finalizamos en el estudio de grabación HIGAIN.

Esta pregunta es la más difícil de todas: ¿qué tres sitios de San Sebastián y alrededores que no sean súper típicos nos recomiendas?

Pues para jugar al billar la sala Madison en Errenteria, que es la mejor de Gipuzkoa. Para tomar un pintxo, el bar Antonio, que está en mi top 3 de bares de pintxos de Donostia. Por último, hay una calita que me gusta mucho que está semiescondida al final de Igeldo y que es ideal para ir con tu pareja.

¡¡Gracias Alex!!, y gracias también a todo el equipo de GET IN por vuestra colaboración. Os deseamos mucho éxito con este nuevo álbum.

Alex con Gonzalo Martínez, responsable en GET IN del día a día del músico. Bomber reversible de Bellerose (Gonzalo) y chaqueta cuadros “Dsquared” de Auzmendi (Álex).

TRANSIT

• Camiseta algodón gris: 95 €
• Cazadora piel: 998 €

BELLEROSE

• Jersey azul: 109 €
• Pantalón azul pata de gallo: 129 €
• Bomber reversible: 299 €

AUZMENDI

• Camiseta Dsquared
• Pantalón vaquero Dsquared
• Chaqueta cuadros Dsquared

ÓPTICA ZURRIOLA

• Gafa color mostaza cristales redondos Lana, hand made in Spain: 124 €
• Gafa metálica cristal redondo Kaleos: 250 €
• Gafa montura negra y metal Lana, hand made in Spain: 134 €
• Gafa pasta gris cristal redondo Soya: 289 €

ÁLEX UBAGO, MÍRANOS

¡Hasta la siguiente publicación! ¡Estad atentos!

¡Nos vemos!

No Comments

Publica un comentario